Polvo acumulado en la plaza Canadá. FOTO J.P. LA GACETA

Las fuertes lluvias acarrean agua de la parte alta de San Felipe, ésta llega con escombros, restos de cascajo y grandes cantidades de tierra que se acumula en las calles e intersecciones; al secarse con el sol se producen grandes polvaredas.

La fuerte lluvia ocurrida la tarde y noche del viernes 5 de abril acarreo agua desde la parte alta del barrio San Felipe (Eloy Alfaro); ésta agua arrastró tierra que se acumuló en varios sectores, al secarse con el sol se levantan en forma de polvo que afecta a la población.

De acuerdo al presidente del barrio William Bastidas, los sectores donde se acumuló el polvo fueron en la calle 10 de Agosto especialmente en la subida al barrio Brazales, en la avenida Iberoamericana por el sector de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC); en la calle Paraguay, Uruguay y Brasil.

Bastidas gestionó para que los escombros sean removidos por una pala mecánica y una volqueta del GAD Municipal Latacunga; sin embargo, esto no fue suficiente; con palas y escobas en mano los propietarios de las casas aledañas a las calles afectadas recogen la tierra, “desde el sábado ya retiré como dos quintales de tierra”, comentó Laura Moreno, moradora.

En las afueras de la Unidad Educativa Ana Páez también se acumuló gran cantidad de polvo que afecta a los más pequeños.

“Mi hija tiene afecciones a la garganta, debo enviarla con una mascarilla, el polvo es demasiado y puede afectar su enfermedad”, comentó María Suárez, madre de familia. La mujer comentó que se tiene prevista la realización de una minga para retirar el polvo que afecta a los estudiantes, especialmente cuando los conductores aumentan su velocidad por el sector.

El Presidente del barrio llamó a los conductores a bajar la velocidad por los sitios donde hay acumulación de polvo, en un acto de solidaridad con los moradores del sector, hasta que se logre hacer una limpieza total. (I)