Juan fernando Tovar

En varias ocasiones se ha escuchado que ir a terapia con un psicólogo es para “locos” o que no creen en los psicólogos, sin embargo, estos comentarios no pueden estar más alejados de la realidad. El psicólogo es un profesional que se ha formado para poder comprender la mente humana, y por ende sus acciones, ideas y emociones. Por otro lado, los psicoterapeutas se han capacitado en generar cambios y encontrar nuevas alternativas para aumentar el bienestar de las personas.
Aunque los problemas por los que se acude a consulta psicológica son varias, los principales son: ansiedad, depresión, estrés excesivo, dificultades para resolver problemas del diario vivir, pérdida del significado de la vida, consumo de alcohol y drogas. Cada caso es diferente, por lo que requiere de una evaluación y tratamiento individual.
Es importante indagar acerca de la formación y experiencia del profesional con el que tomar terapia, con el fin de encontrar un psicólogo que se adecúe a nuestras necesidades y con el que nos sintamos cómodos y en confianza. Generalmente, los procesos terapéuticos no son cortos, sin embargo, no hay que olvidar cuanto tiempo ha tomado el problema para controlar nuestras vidas y en qué medida nos limita para hacer lo que tanto nos genera bienestar.
Al finalizar un tratamiento psicológico, podrás controlar el problema que te aqueja, aumentarás el conocimiento que tienes sobre ti mismo, volverás a las actividades que tanto te generaban satisfacción y dejarás de estar limitado por los problemas, pudiendo observar tu realidad de una forma distinta. (O)