En rueda de prensa, se anunció el trabajo que está haciendo la Reina del Patronato, junto a la Pastoral Penitenciaria de la Comunidad Mercedaria. FOTO M.S. LA GACETA

La Reina del Patronato del cantón Latacunga y la Pastoral Penitenciaria de la Comunidad Mercedaria, hoy jueves a las 10 de la mañana, en el Centro de Rehabilitación de Cotopaxi, entregarán ropa interior a aproximadamente 900 mujeres, esto previo a los permisos que dieron la facilidad para poder acceder.

Al ver la necesidad de las mujeres privadas de libertad en el Centro de Rehabilitación de Cotopaxi, la reina del Patronato Provincial emprendió un recorrido, para obtener ropa interior para aproximadamente 900 mujeres y para ello contó con el apoyo de las empresas públicas y privadas de Latacunga y Ambato.

Josselyn Atencio, extendió un agradecimiento a quienes apoyaron en la gestión y este jueves se hará la entrega en el centro penitenciario, a través de un programa especial. La reina espera seguir aportando con más obras en beneficio de las PPL.

La Pastoral Penitenciaria Mercedaria, en conjunto con el padre superior, hizo los trámites para obtener los permisos respectivos y poder pasar por todos los filtros de seguridad, las prendas que son un aporte para las PPL, informó Janeth Gallardo, coordinadora.

El trabajo que se hace en el CRS, está enfocado en ayudar en la parte espiritual, llevando la eucaristía y cubriendo en parte sus necesidades, incluida el área del CDP. “Nosotros hemos visto y sentido muy de cerca las carencias que tienen ellas” y esta acción es sin recibir ningún rédito económico, sino más bien producto de manos generosas.

Las actividades que realizan no son una cuestión aislada dentro de la Diócesis, la que también  labora en torno a la pastoral penitenciaria, pero la Orden de La Merced y la comunidad,  tienen un carisma específico, que es la redención de los cautivos y es el trabajo en el apostolado penitenciario en las cárceles a nivel universal, manifestó el padre Washington Salvador, religioso mercedario y superior de la Comunidad Mercedaria. “Donde hay una cárcel, prisión o un cautivo, siempre estará un mercedario”.

Acotó que quizás son personas que a lo mejor han fracasado en su vida, incluso han hecho daño en algún momento, “pero nosotros como creyentes, como católicos, sabemos que hay que ayudar al otro y especialmente al que esta caído”, expresó.

Igualmente, se está coordinando con las mismas internas, para que confeccionen su propia ropa y para ello, tratarán de conseguir la tela. Hizo un llamado a las personas que estén en posibilidades de colaborar, para que lo hagan en las respectivas secretarías, ya sea de la Diócesis o de La Merced. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − 1 =