Jorge Guamán, prefecto de Cotopaxi. Foto: W.C. ARCHIVO LA GACETA (información generada mediante boletín de prensa)

Jorge Guamán, prefecto del GPC, dijo que durante su gestión de los tres años, ha invertido el 100 por ciento de los recursos en el sector rural, 85 por ciento en obras y el 15 por ciento en mantenimiento y compra de maquinaria, asimismo, la autoridad pidió perdón a la población del área urbana, por no haber podido realizar obras.

Gonzalo Espín, presidente de la Asociación de Juntas Parroquiales de Cotopaxi, señaló que el pedido de reforma al Art. 154 del Código de la Democracia, busca que los  prefectos del país en las próximas elecciones, sean designados por la población rural. Apuntó que la propuesta ha iniciado su trámite dentro de la Asamblea, por lo tanto, aspiran que su aprobación sea  en los próximos meses.

Jorge Guamán, prefecto de la provincia por su parte, señaló que para viabilizar el planteamiento de las juntas parroquiales del país, deberán realizar reformas tanto al Código de la Democracia como al Cootad. Apuntó que el 85 por ciento del presupuesto del Gobierno Provincial durante los tres años de su gestión, ha sido destinado al sector rural de Cotopaxi.

La reforma afectaría la estructura de los gobiernos provinciales del país y en el caso de la provincia, pasaría a llamarse Gobierno Provincial Rural de Cotopaxi, se modificarían las  competencias y una de las dos instituciones tendría que desaparecer, o el GPC o las juntas parroquiales, pero no podrían seguir funcionando las dos, aseguró el Prefecto.

Recordó que el pedido de las juntas parroquiales, debe ser analizado por una Asamblea Constituyente, porque están afectando alrededor de unos 50 artículos, como el derecho ciudadano, donde la persona que quiere ser candidato a Prefecto, tendrá que ir a vivir en el sector rural.

Guamán dijo si los gobiernos parroquiales quieren más plata, planteen el incremento del presupuesto y los prefectos estarían listos para apoyar. Además, pidan la entrega de nuevas competencias. Anotó el Prefecto que no tiene problema en entregar la competencia de riego a las juntas parroquiales  o la vialidad.

“Si los gobiernos parroquiales quieren más poder, busquen mediante el diálogo, pero no bajo la forma como lo están planteando, bajo un solo interés”. Habló de que el Presidente de la Asociación de Juntas Parroquiales quiere ser Prefecto de Esmeraldas y en las provincias, otros quieren formar el movimiento Político Fuerza Rural, comentó Guamán.

El Prefecto informó que durante los tres años de gestión, el GPC ha invertido el 100 por ciento en el área rural, el 85 por ciento en obras y el restante 15 por ciento en la compra de maquinaria y mantenimiento, por lo tanto, invitó a los presidentes de las juntas parroquiales, a señalar qué obra el GPC ha realizado en el sector urbano. La autoridad pidió perdón a la gente de la ciudad, por no poder realizar obras en la parte urbana de Cotopaxi.

Anotó que los recursos de la institución, no son suficientes para atender los requerimientos en el área rural y recordó que la provincia tiene 8200 kilómetros en vialidad, por lo tanto, dijo que necesita sobre los 350 millones de dólares para atender dicha área.

Guamán reconoció que existen problemas con la vialidad de la provincia, pero recordó que necesita una gran cantidad de dinero. Anotó que el asfaltado de la vía Apagua-Angamarca, tiene un costo de 26 millones de dólares y la institución tiene un presupuesto de 18 millones, por lo cual resulta imposible atender dichos pedidos. Para el asfaltado de la vía Apagua-San Francisco-Ramón Campaña, se necesita 120 millones de dólares.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cinco =