Juan Peñaherrera, presidente de la Asociación de Empleados del GPC. Foto: W.C./La Gaceta

Aproximadamente 300 personas entre trabajadores, empleados y directores departamentales del GPC, viajarán hoy a Quito para participar de la movilización hacia la Presidencia de la República y a la Asamblea Nacional, en protesta al pedido de las juntas parroquiales del país, de que los Prefectos sean electos por la población rural y en defensa de la institucionalidad.

Autoridades, empleados y trabajadores de los gobiernos provinciales del país, realizarán una marcha de protesta en la ciudad de Quito, en contra de la reforma planteada por las juntas parroquiales, que pide que los prefectos sean electos por la población rural.

Jorge Guamán, comentó que los prefectos han ejecutado reuniones con los integrantes de las juntas parroquiales y municipios, mediante las cuales han demostrado lo inconstitucional que significa la propuesta planteada por los gobiernos parroquiales y que reposa en la Asamblea Nacional.

Anunció que la marcha de los gobiernos provinciales del país que se cumplirá hoy en horas de la mañana, permitirá insistir en el rechazo a la forma como se está presentado la propuesta de las juntas parroquiales; pero al mismo tiempo habló de la necesidad de trabajar en otro tipo de reformas como las competencias, obtener más recursos, mancomunidad de gestión  compartida; por lo tanto, hizo la invitación a las miembros de las juntas parroquiales, para sentarse en la mesa del diálogo y elaborar las propuestas para presentarlas al seno la Asamblea Nacional.

La concentración será a las 09:30 en el parque El Arbolito, desde donde partirán primero a la Presidencia de la República y finalizarán en la Asamblea Nacional. En la cita contarán con el apoyo de los trabajadores y empleados de los 23 gobiernos provinciales del Ecuador. Guamán apuntó que de pasar la reforma, los gobiernos provinciales o las juntas parroquiales, tendrán que desaparecer, por lo tanto, los trabajadores, empleados y maquinaria, serán distribuidos hacia los entes parroquiales.

Juan Peñaherrera, presidente de la Asociación de Empleados del GPC, señaló que el planteamiento de las juntas parroquiales, afecta la institucionalidad de los gobiernos provinciales, al solicitar que el prefecto sea únicamente electo por la población rural, además, calificó  como una idea separatista, a la que se suman intereses políticos de ciertos dirigentes de los juntas parroquiales del Ecuador.

Al ver en riesgo la institucionalidad de los gobiernos provinciales del país, los trabajadores y empleados han decidido realizar una marcha nacional en Quito, en protesta de la propuesta. El Presidente de la Asociación, indicó que la institución cuenta con 200 empleados y de ellos, aproximadamente 180 viajarán para la marcha.

El dirigente anotó que han solicitado al Prefecto, que la participación de los empleados y trabajadores sea considerada como un día de trabajo normal, porque se trata de la defensa de la entidad. Aseveró que la atención al público será reducida, a través de un mínimo grupo de funcionarios.

De igual forma, el Secretario del Sindicato de Trabajador del GPC, destacó que aproximadamente 150 personas, estarían participando de la marcha, de igual forma, calificaron como una situación política el planteamiento de la reforma que propugna las juntas parroquiales del Ecuador.(i)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 4 =