Diego Medina, gerente de la Clínica Planeta Vida.

La mayor parte de muerte de animales serían a causa del ser humano y de la contaminación ambiental.

Tras el supuesto envenenamiento de una cóndor monitoreado en días anteriores; las autoridades, ambientalistas y ciudadanos exponen su preocupación por la muerte de los animales en peligro de extinción, así lo dio a conocer Diego Medina, médico veterinario y gerente de la Clínica Planeta Vida.

El médico veterinario manifestó que la situación de los animales en peligro de extinción es cada vez más preocupante puesto que se encuentran en lugares indeterminados en algunos casos indefensos al principal peligro que son los cambios de la naturaleza a consecuencia de la contaminación ambiental provocada por el ser humano.

Dijo que en el año 2017 su clínica receptó 89 especies de animales rescatados, en lo que respecta a este año aún no se cuenta con datos exactos de los animales que se han atendido en su clínica pero que a diario recibe, venados, kilicos, lechuzas, búhos, cóndores, armadillos, guarros, gavilanes e iguanas que se encuentran en cautiverio.

Dio a conocer que actualmente está en tratamiento un gavilán, una culebra y un mono, animales que posteriormente serán puestos a buen recaudo para evitar su muerte. Identificó al ser humano como el principal victimario de los animales.

Explicó que la dieta y el cuidado de los animales recuperados son gastos de cuenta propia, dado que la ayuda social es parte de su clínica y además porque el Ministerio de Ambiente no cuenta con recursos económicos para eso. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + 10 =