Ing. Jorge Anchatuña

CEO FENIX CORP

www.fenixcorp.net

Nadie tenía previsto que de la noche a la mañana llegara una crisis como covid-19, todos estuvimos empeñados en sacar adelante nuestros negocios y empresas después de un paro en el mes de octubre, pero este paro fue una enseñanza y creo que hasta una alerta para quienes pueden hacer una lectura de un riesgo y en base a esta lectura evaluar y mitigar el riesgo, obviamente nada comparado con una pandemia. Desde hace un par de años hemos venido escuchando y dando charlas sobre la Industria 4.0, sobre la transformación digital, y les debo decir que muchos empresarios, gerentes, contadores, financieros, negociantes, personal de TI, Marketing y todos los profesionales miraban a la transformación digital como algo que no se vería aun a nuestros países o que tardaría en llegar, oh sorpresa se adelantó y nos tomó con los brazos cruzados, ¿entonces es momento de pensar en transformación digital? Y surgen varias preguntas. ¿Transformación digital es comprar software, comprar hardware, contratara personas, contratar servicios? Pues no, la transformación digital se trata que tu negocio se reinvente, que sea innovador y genere disrupción, y esto no se puede hacer de la noche a la mañana, esto requiere de una planificación entre la dirección, los colaboradores y un asesor externo. ¿Y ahora qué? Pues nada hay que seguir adelante y hay que trabajar de forma acelerada para generar estrategias de sobrevivencia del negocio, para esto debemos definir cuáles son mis nichos, quienes son mis clientes potenciales, conocido como Buyer (es una representación semi-ficticia de nuestro consumidor final), cuáles son nuestras cadenas de suministros, como vamos a  promocionar nuestros  productos, debemos generar un negocio hibrido, es decir que se mantenga el negocio físico y se empiece a generar un negocio digital. Entonces ¿Cuáles serían las estrategias nuevas para llegar a nuestros clientes actuales y captar nuevos clientes? ya que la forma de comprar ya cambio y va a seguir cambiando.

Ahora que tenemos ya claro que debemos cambiar nuestra forma de hacer negocio, entonces es hora de buscar información y buscar personas que tengan la experiencia necesaria en reestructurar negocios y dedicar tiempo para hacer las cosas del día a día, buscar tiempo suficiente para hacer un plan de innovación el mismo que contemple los siguientes ítems como básicos.

Liquidez Financiera.- Este el  punto más importante de la empresa porque la liquidez es la sangre de la misma, si disponemos de una liquidez que permita sostener operaciones para los siguientes 3 meses, podremos elaborar un flujo de caja conservador que nos permita atender las principales obligaciones de la empresa, principalmente con los colaboradores, si tenemos créditos con entidades financieras debemos renegociar las deudas, en cuanto a los proveedores debemos clasificar las obligaciones con proveedores de materia prima o insumos para la producción y las obligaciones con proveedores de servicios complementarios. Es importante llegar a acuerdos con todos los proveedores para mantener la cadena de suministros y poder reestablecer la producción de bienes y servicios.

Acuerdos con Clientes.- Es muy necesarios segmentar los clientes con la Regla de Pareto ( regla del 80/20) y ver el número de clientes que nos deja el 80% de la rentabilidad y ventas, para de esta manera prestar más atención en la forma de atención y provisión de productos y servicios, en varios casos se tendrá que renegociar las cuentas por cobrar y definir de forma conjunta la forma de proveer nuestros productos a través de nuevos canales, para esto se requiere el análisis de cada rubro de negocio y cómo la tecnología podría aportar para mantener la cuota de mercado y captar nuevos clientes.

Colaboradores. – Es muy importante buscar los mecanismos que permitan garantizar al máximo la salud de los colaboradores de la empresa, esto requiere un análisis en cada una de las áreas para tomar las acciones necesarias, porque es muy importante realizar un plan de seguridad interna, debemos mantener una fuerza laboral productiva, ya que el proceso de selección, inducción y hasta que el colaborador llegue a un rendimiento óptimo requerirá de una alta inversión.  El teletrabajo es la nueva modalidad y tenemos que definir que equipos pueden trabajar de forma remota y apoyados en tecnología poder controlar la productividad de estos equipos, la forma de contratación de estos equipos también dependerá de un cambio en las leyes laborales.  Definitivamente llego el momento de cambiar o cambiar, en absolutamente todos los ámbitos, la forma de hacer negocios cambio, la forma de comprar productos y servicios cambio, la  forma de captar nuevos clientes cambio, la forma de administrar todos los recursos sean estos activos fijos, financieros, talento humano cambio y esto requiere de una análisis profundo y de un plan muy bien elaborado y controlado con el único objetivo de mantenerse en el tiempo hasta que nos acostumbremos a un nuevo estilo de vida.(O)