Darío Vásconez, presidente del barrio La Dolorosa, muestra el oficio municipal que prometían generar obras. Foto. NFM-LA GACETA.

Darío Vásconez, presidente del barrio ‘La Dolorosa’, sector céntrico de la urbe pujilense  en una entrevista en varios medios de comunicación solicita al alcalde y el Municipio de Pujilí, el cumplimento de la obra pública en su sector y más lugares del cantón, al tiempo que exhibe un oficio circular de la Alcaldía de Pujilí, número 021-GADMCP-A 2019, del 13 de agosto de 2019, firmado por el alcalde Luis Ugsha, que señala: señor Darío Vásconez, presidente del barrio La Dolorosa; cumpliendo las disposiciones constitucionales y legales, en lo que relaciona a la priorización de inversiones, a través de la participación de la ciudadanía, me dirijo a usted, para convocarle a la Asamblea Cantonal de Pujilí, para la elaboración del Presupuesto Participativo del ejercicio económico 2020.

Donde se tratará el siguiente orden del día: constatación del quórum; instalación de la asamblea; palabras de bienvenida; designación del Delegado Parroquial al Comité de Participación Ciudadana; elaboración del presupuesto participativo 2020 del cantón Pujilí. 

En base a este documento el presidente barrial explica a La Gaceta y Pujilí al Día. Quiero expresar que desde que entró el señor alcalde a desempeñar sus funciones en la municipalidad, nos comunicó a los presidentes de los barrios tanto urbanos como rurales, que presentemos las necesidades de nuestros sectores.

El alcalde que estaba recién entrado, debía conocer los requerimientos de la comunidad. Allí habíamos manifestado que el barrio La Dolorosa tiene varias necesidades, al ser un sector céntrico. En primer lugar, la sede del barrio que está en la calle Simón Bolívar, tiene que ser mejorada al presentar deterioro y al no tener el barrio fondos, debemos recurrir al municipio; otra necesidad es cambiar de adoquín en las calles Gabriel Álvarez, Simón Bolívar, Abdón Calderón, al presentar detrimento; desde la alcaldía del señor Bolívar León no se mejorado, la calles es un desastre, hay hierba, basura.

De allí, que en esa sesión el alcalde Ugsha nos había prometido que tenía 3 millones de dólares para la construcción de un edificio municipal nuevo, en donde iba a invertir dos millones y quedando uno más para invertir en la vialidad y obras urgentes para la ciudad; con estas palabras todos estábamos complacidos, pero hasta la presente no ha llegado ni una sola obra y hemos sido engañados…expresa Darío Vásconez. (I)