Se observa patrulleros y policías en busca de los alteradores de la paz. FOTO H.B. LA GACETA

Detonaciones de armas de fuego, gritos, peleas y rechinar de filudos cuchillos en el pavimento, alteraron la paz ciudadana en el barrio La Estación.

La tranquilidad de la noche de este lunes se alteró entre los vecinos del sector La Estación cuando aproximadamente a las 23:00 se escucharon gritos y disparos, entre quienes pasaban por el lugar no sabían qué mismo sucedía ya que hombres y mujeres corrían en diferentes direcciones, mientras que varios patrulleros y policías con arma en mano se bajaban por las riberas del río Cutuchi en una tenaz persecución.

Taxistas que trabajan por el lugar indicaron que este sitio es peligroso a estas horas de la noche porque existen personas que se dedican al microtráfico de alcaloides y que el alboroto obedeció a que entre los expendedores se originó una gresca con armas blancas por invasión de territorio debido a que en este sitio los consumidores ya conocen y son clientes que a diario hacen su compra más aún en esta temporada en que se iniciaron las clases.

Otro vecino del lugar que pidió su anonimato por temor a represalias indicó que este sector se ha convertido en zona roja ya que a la venta de droga se suma la presencia de homosexuales que ofrecen sus servicios en los mismos alrededores amparados por la oscuridad de la noche y las riberas del río Cutuchi.

Igualmente quienes expenden en las noches en este sitio alimentos para los viajeros, lamentaron que no exista una constante vigilancia policial las noches y madrugadas dando cabida a este tipo de desmanes,” el Gobernador debería dialogar con el Comandante de Policía y sugerir que exista por lo menos un patrullero de planta a fin de brindar mayor seguridad a la colectividad y así mismo pedir al servicio de inteligencia o Policía Judicial detenga a los microtraficantes que serían oriundos de esta misma ciudad y que residen por las riberas del río, es por ello que se dan este tipo de problemas se cruzan el Cutuchi y llegan a sus domicilios sin que la Policía pueda detenerlos”, enfatizaron.

Finalmente hicieron un llamado al gerente de la Elepco S. A para que ilumine los parques y las orillas del río Cutuchi ya que en este caso los policías arriesgaban sus vidas realizando la persecución con las linternas de sus celulares por lo que con sonrisa en sus labios manifestaban que se revolcaban por lo irregular del terreno y la falta de iluminación, algún día pusieron la energía eléctrica con bombos y platillos y hoy sólo se observan postes deteriorándose sin ningún tipo de servicio, concluyeron. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =