El “juego” se viralizó en redes sociales. Ilustración Internet.

El diálogo fluido entre padres e hijos, podría evitar que los adolescentes y niños, sean víctimas de este reto mortal; controlar los contenidos que miran en internet, es otro punto clave.

Tras hacerse tendencia, un video de tres jóvenes practicando este juego, en un colegio de Venezuela, expertos en la salud, psicología y educación, han advertido sobre las consecuencias irreversibles en la salud, que conlleva efectuar el “reto rompecráneos” o “cráneo roto”.

Para Mario Sinchiguano, psicólogo clínico, el problema obedece a los cambios psicológicos que aparecen en la juventud, debido a que su círculo social aumenta y “obliga” a sentirse aceptado por los demás.

“El deseo de independencia provoca algunos conflictos, porque el adolescente quiere sentirse adulto, pero es tratado como un niño”, mencionó.

Destacó la importancia de sociabilizar abiertamente los videos del “juego” junto a los hijos, para explicar las consecuencias graves que implica no solo este reto, sino todos los que existen en las redes sociales.

“Muchos padres de familia, consideran que la mejor forma de evitar este problema, es alejándolos de internet o de su grupo de amigos, lo cual es erróneo”, expresó.

De su parte, Víctor Olivo, director distrital de Educación, manifestó que se han tomado medidas de prevención para sensibilizar a la comunidad educativa.

Una de ellas, por ejemplo, se la realiza los días lunes en el minuto cívico, y la otra es a través del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE).

“Están prohibidos los retos peligrosos que atenten contra la integridad de los estudiantes”, sostuvo.

Añadió que la campaña preventiva permanente, ha ayudado significativamente a concienciar a los alumnos sobre otros retos como la ´ballena azul´ o la ´asfixia´ que se viralizaron en el 2019.

Sin embargo, el profesional en la salud mental, sostuvo que el trabajo principal para llegar a estimular a los jóvenes o niños, se lo debe realizar en casa, porque cada persona es un mundo diferente, y resulta imposible entregar toda la responsabilidad a las autoridades de educación.

Campaña de prevención

A diferencia del reto que consiste en que tres jóvenes saltan al mismo tiempo y los dos que están en los extremos empujan los pies de la persona que está en el medio, en la campaña los involucrados simulan que lo van a realizar, pero no lo completan. Al contrario, para finalizar dan un mensaje de respeto y aclaran que no lo efectuarán. La iniciativa se denomina Ámate y Respeta. (I)