"Guadaña" llegó cansado, pero con el orgullo de haber cumplido su reto. FOTO M.S. LA GACETA

El downhillero Darwin Miranda más conocido como “Guadaña”, deportista extremo, estableció su propio récord, al descender en 27 minutos desde el cráter del volcán Cotopaxi hasta Limpiopungo; convirtiéndose así en uno de los primeros en cumplir esta hazaña.

Se arriesgó hasta más no poner y desde un inicio estuvo dispuesto a realizar dicha aventura siendo su propósito cumplir el objetivo trazado hace 20 años.

El deportista indicó que lo más difícil que tuvo que afrontar en esta travesía fue desde la cumbre hasta Yanasacha siendo la parte más empinada de la pista y bajando con una mínima visión por la espesa neblina, guiándose sólo al ver la llanta, pese a esto no tuvo contratiempos en ningún momento.

Miranda tenía planificado subir a la Cumbre a las 02:00 de la madrugada del jueves; pero la  lluvia y neblina hicieron que tomara la decisión de hacerlo por la mañana despertándose a las 05:30 y  partiendo a las 06:15 a la cumbre.

“Guadaña”, tenía esta ilusión junto a su abuelo cuando tenía seis años, quien hoy lo vio desde el cielo y fue él quien le inspiró a cumplir el reto propuesto.

Su bicicleta europea fue diseñada con amortiguadores grandes, frenos de disco hidráulicos y cuatro pistones mientras las llantas con grapones las fabricó él mismo con ayuda de uno de sus compañeros.

Al llegar al refugio se emocionó tanto al ver a su madre, quien le apoyó desde un inicio, así como también a su equipo técnico que le dio soporte y es ahí donde realizó el cambio de llantas para poder cumplir la parte final y terminar en Limpiopungo donde le esperaban sus amigos de la carrera de Turismo de la Universidad de las Fuerzas Armadas ESPE-Latacunga, más familiares, guías y los encargados de la administración del lugar turístico.  

Cerca de las 12:00 de este jueves el latacungueño llegó estableciendo su propio récord con una marca de 27 minutos un segundo provisto de su atuendo deportivo.

Con lágrimas en su rostro expresó “qué emoción me da no haber fracasado en la subida más que en la bajada y eso fue gratificante”, siendo este uno de los retos más grandes de su carrera.

Paulina Pérez, tía, dijo sentirse muy orgullosa de su sobrino por esta hazaña; pero siempre le aconseja que tenga precaución ya que es una actividad peligrosa, “pero pese al peligro que impone su actividad, siempre les apoyamos con la bendición de Dios”.

Francisco Núñez, administrador del Parque Nacional Cotopaxi, señaló que la Dirección del Ministerio de Ambiente está presta para apoyar este tipo de deporte “siempre y cuando cumplan las normativas y requisitos establecidos para poder emitir la autorización”.

Agregó, “nos sentimos orgullosos como latacungueños, de que sea una persona de esta localidad la que cumpla este tipo de proezas”.

Las fotografías y las felicitaciones no faltaron y además los presentes le incentivaron a seguir en esta actividad.  (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 1 =