El trabajo  biprovincial entre Salcedo y Píllaro, así como los gobiernos provinciales de Cotopaxi y Tungurahua, permitirá ejecutar la obra.

Cumpliendo con las mesas de trabajo, los técnicos del GAD Provincial de Tungurahua, Cotopaxi y los GAD´s Municipales de Salcedo y Píllaro, mantuvieron la primera reunión técnica para cristalizar el sueño de los habitantes de Yayanacu, como es contar con un puente adecuado para la circulación vehicular que une a las dos provincias.

Dany Valle, funcionario del departamento de Planificación del GAD Municipal de Píllaro, manifestó que se llevó a cabo una reunión con la finalidad de agilitar la construcción del puente entre Píllaro y Salcedo, desde su perspectiva considera que es una obra viable, además permitirá que varios sitios se beneficien, el nuevo puente permitirá una mejor circulación de vehículos.

Roberto Romero, representante del Gobierno Provincial de Tungurahua, comentó que en la reunión también se habló de algunos lineamentos “se conversó con todas las autoridades, indicando que se debe realizar una mesa técnica en función de definir las propiedades, costos, valores y estudios que se debe prevalecer en este proyecto”.

En una evaluación previa en conjunto con las autoridades de Cotopaxi, constataron que existe una longitud de entre 30 y 40 metros que es variable de donde se podría ejecutar el puente, sin embargo, esto se definiría mediante un estudio de consultoría, para precisar exactamente cuál es la factibilidad, la vialidad y la longitud de todo el proceso.

Por el momento los representantes de cada provincia se encuentran estudiando todos los procesos para determinar si el puente actual pertenece a patrimonio cultural; sin embargo, de ser el caso, buscarán otras alternativas como generar una construcción paralela al puente que al momento existe.