Así lo creemos; pues primero debería conocer bien la situación del campo donde se iba a desarrollar lo de la minería, siempre que su desarrollo se cumpla de acuerdo a normas ineludibles.
Si estos trabajos van a perjudicar a los campesinos con sus sembríos no deben asentarse las empresas que buscan en las entrañas de la tierra metales preciosos, exigiéndoles pozos de depósito de los productos dañinos.
Si no se toma en cuenta esta providencia es de esperar que vengan los reclamos de los perjudicados y conviertan al país en un infierno.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 5 =