Armas de fuego fueron entregadas por los privados de libertad a la Policía Nacional. Foto: GT./La Gaceta

Dos revólveres, una granada de mano y armas blancas fueron entregadas por los privados de libertad a la Policía Nacional, con lo que se demuestra que quieren vivir en la tranquilidad.

Juan Carlos Salazar, comandante de Policía en Cotopaxi, dio a conocer que en forma voluntaria los privados de libertad del área de mínima seguridad del Centro de Privación de Libertad (CPL) entregaron armamento letal como no letal, con  el objetivo de desarmarse y evitar un atentado contra la vida de las personas.

Indicó que dentro de los objetos que fueron entregados se encuentra un revólver marca Smith&Wessno calibre 38 milímetros, un revólver de fabricación artesanal calibre 38, 15 municiones marca Geco calibre 38, una granada de mano tipo piña 65, armas blancas, 35 objetos contundentes y ocho objetos punzantes, las evidencias fueron ingresadas a las bodegas de la Policía Judicial (PJ).

Explicó que para realizar el levantamiento de la granada de mano llamaron a unidades del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) quienes con los procedimientos de seguridad retiraron el explosivo, porque podría causar una afectación grave.  

Hasta el momento, personal de inteligencia levanta información a fin de detectar cuales son las bandas delictivas organizadas que desde la parte externa estarían ingresando los objetos prohibidos y armas letales; sin embargo, existen algunas falencias una de ellas es el daño del escáner de revisión de los vehículos que ingresan al interior del centro penitenciario.  

De esta manera les están alertando los privados de libertad que no quieren volver a protagonizar ningún acto violento y con este tipo de entregas no intervendrán en los procesos de requisa en el pabellón donde realizaron la entrega voluntaria, los otros pabellones serán registrados con el objetivo de identificar si existen más armas letales.