En el inicio de las actividades escolares.

Las Personas Privadas de Libertad del Centro de Privación de Libertad (CPL) Cotopaxi iniciaron clases en la Unidad Educativa Monseñor Leónidas Proaño bajo la modalidad semipresencial, debido a la pandemia de COVID19. Alrededor de 2.500 privados de libertad se inscribieron para finalizar sus estudios.  

El SNAI a través de un comunicado dio a conocer que los docentes de la escuela asisten los días martes y jueves; mientras que los docentes del colegio imparten sus asignaturas los lunes, miércoles y viernes. Estas estrategias se aplicaron con la finalidad de que el proceso de enseñanza – aprendizaje no se detenga.  

Wilson Jiménez, coordinador del eje de tratamiento educativo, manifestó que: han mantenido varias reuniones para agilizar el retorno paulatino a las clases de manera presencial, tomando en consideración que toda la población penitenciaria ya fue vacunada contra el COVID19. Están a la espera de la mejor decisión por parte de las autoridades en beneficio de los estudiantes.  

Los docentes de la Unidad Educativa Monseñor Leonidas Proaño cumplen con la disposición del Ministerio de Educación de contar con puntos de reencuentro en las áreas educativas. El proyecto consiste en acondicionar espacios para que exista una interacción entre los profesionales y las personas privadas de libertad para practicar actividades socioemocionales, educativas y lúdicas.  

“Estamos contentas de saber que poco a poco las cosas se van normalizando, los docentes nos imparten sus conocimientos y despejan nuestras dudas cuando vienen a clases y en los días que no vienen nos dejan tareas y lecturas para reforzar lo aprendido”, explicó Verónica V., interna. Actualmente, son 52 docentes que dan clases en el CPL Cotopaxi.