El personal está preparado para enfrentar las emergencias.

Se implementó una serie de normativas para intervenciones en emergencia sanitaria.

En el servicio de cirugía del Hospital Provincial General Latacunga, antes de la emergencia sanitaria llevaba a cabo por día entre cuatro a seis cirugías programadas y por emergencias entre cinco a ocho.  Frente al inicio de la emergencia sanitaria se suspendieron las cirugías programadas, solo llevándose a cabo disecciones por emergencia, dentro de este rango, están cirugías a pacientes Covid -19.

Ante esta situación, los funcionarios de esta casa de salud, conscientes que la seguridad del paciente es un componente clave de la calidad asistencial, ha venido estableciendo normativas que sirven como herramienta a disposición de los profesionales de salud para mejorar la seguridad en las intervenciones quirúrgicas y reducir eventos adversos.

Para reducir la exposición del equipo de salud es indispensable la provisión de las protecciones individuales, la disminución del tiempo de permanencia en el quirófano y la restricción del personal al intubar y extubar a los pacientes positivos para Covid-19.

El hospital sigue garantizando el acceso a los servicios de salud a los pacientes que necesiten de una cirugía emergente. Los pacientes con patologías catalogadas como prioritarias para resolución quirúrgica, deben ser evaluados e individualizados y se les asigna el tiempo de cirugía adecuado, de esta manera se evita la saturación de los hospitales.

Las patologías quirúrgicas emergentes no deben ser retrasadas a pesar de la pandemia de Covid-19, ante esto es indispensable que el equipo quirúrgico cuente con las prendas de protección completas y de calidad y con la reestructuración de los servicios y las dinámicas de los equipos quirúrgicos permiten disminuir el riesgo de infección del personal de salud y mejorar la seguridad del paciente, indicó, Byron Sánchez, coordinador del servicio de cirugía. (I)