Después de que  100 días se cerraron los centros de vacunación masiva que se activaron dentro de la estrategia de inocular en 100 días a nueve millones de personas, el proceso de vacunación continuará en los centros de salud.

Ramón Caiza, un ciudadano indigente fue el último en ser inoculado la mañana de este miércoles, recibió una dosis de CanSino, con esta aplicación de la vacuna se cerró el centro de vacunación del Coliseo Mayor de Latacunga.

Xavier Morales, director distrital de Salud, manifestó que al inicio del proceso de vacunación se propusieron vacunar a 138 mil personas, pero se vacunaron a más de 140 mil personas con la primera dosis, de las cuales el 95 %  están inmunizadas totalmente. 

Desde mañana trabajan en la aplicación de  la vacuna a los adolescentes de 15 a 12 años para lo cual realizan coordinaciones con el Ministerio de Educación para continuar con el proceso, se espera hasta diciembre inocular al 90 % de la población incluidos los menores de edad.

Oswaldo Coronel, gobernador de Cotopaxi, manifestó que mientras acompañaba en los últimos minutos del cierre del centro de vacunación, sintió una nostalgia del personal de salud porque desde este día inicia un nuevo reto, mientras por otro lado están alegres porque han cumplido la misión propuesta como fue la vacunación a nueve millones de personas en menos de 100 días.

Indicó que  recorrió casi todos los centros de vacunación excepto el de Pangua, donde verificó que se cumpla el proceso de vacunación sin mayores inconvenientes y que los ciudadanos sean atendidos de la mejor manera.

Christian Silva, coordinador zonal de salud, manifestó que el  25 de enero inició el proceso de vacunación, en la actualidad gracias al apoyo de la empresa privada, autoridades y el esfuerzo de los profesionales para cumplir con la meta alcanzada.

Dijo que han sido días difíciles en los que tuvieron mucha gente buscando una vacuna y días en los que la gente se resistía a ser inoculada, pero desde la Zona 3 existieron días en los que han vacunado hasta 40 mil personas en un día, estando al mismo nivel de atención que en Quito y Guayaquil.

Byron Cárdenas, alcalde de Latacunga, manifestó que la gratitud es uno de los sentimientos más grandes, por lo que agradeció a cada uno de integrantes del equipo de vacunación que ha hecho posible que superen el porcentaje de ciudadanos vacunados. 

Alejandro Fabara, jefe político de Latacunga, destacó el trabajo realizado en la campaña de vacunación:

“Hace un año Ecuador era noticia porque levantaban cadáveres de las veredas por la ineficiente gestión de la pandemia y un Ministerio de Salud ingobernable que llegó a tener tres ministros en menos de un mes, hoy somos un ejemplo mundial de vacunación exitoso, lo logramos con el mismo talento humano, el cambio fundamental fue la voluntad política de cumplir lo que propusieron y la obligación moral de actuar con honestidad y transparencia”, finalizó.