Así es el estado actual del expresidente de la República, que tanto pregonaba su honradez, rectitud y humanismo; lo cierto es que hoy le están llamando a rendir declaraciones sobre el caso Balda, en el que todos los involucrados apuntan hacia él y no le ha quedado más remedio que esconderse como las ratas, que siempre mencionó en sus discursos cuando hacia énfasis en el tema corrupción.
Nadie entiende cómo es que con tanta prepotencia y valentía que demostró este personaje, hoy se esté escondiendo como niño, qué pasó con esa actitud de macho castigador; parece que solamente fue puro marketing, al igual que sus discursos de honorabilidad y trabajo. Ahora que no tiene quién le acolite, queda al descubierto que estas palabras no pasaban de ser picardías para desviar la atención, mientras su grupo cercano estaba viendo la manera de atracar, de ponerle el hombro al pobre pueblo ecuatoriano, que embobado miraba sus discursos, que por su labia, parecía que le estaban viendo al salvador de la patria.
Salvador de la patria que dejó al país en bancarrota y hoy si es tan inocente, no es capaz de venir a dar la cara, para demostrar su integridad, que seguramente por lo que hemos visto no la tiene, por eso, mejor decidió quedarse escondido en su ático de Bélgica.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cuatro =