En varias oportunidades el Gobernador ha manifestado que se va a inaugurar el CDP, específicamente para ciudadanos de esta provincia, lo cierto es que este es un tema que se sigue postergando y al final del día nada se ha concretado. 

Los señores del gremio de trasportistas, han manifestado molestos, que todas las donaciones obtenidas tras una radio maratón que se hizo para recolectar fondos, para dotar de varios insumos a este lugar, no les quedará más alternativa que repartirlas a otras instituciones, porque el gobierno sigue dilatando el tema y hasta la fecha no se sabe nada de la inauguración del nuevo pabellón. 

Mientras esto ocurre, los desafortunados choferes y otras personas que, por delitos menores, como deudas por pensiones alimenticias entre otras, siguen conviviendo con las peores mafias del país, mafias, que como todos sabemos, en el momento menos pensado se amotinan y comienzan a realizar los más repudiables actos de violencia, sin el menor empacho, decapitaciones, desmembraciones y otras atrocidades, que ni siquiera en las peores películas de terror se ven.

Por respeto a nuestra provincia, a nuestra gente,  víctima de la imposición de este reclusorio, el que no fue sociabilizado con nadie, y que simplemente nos endosaron de manera abusiva y perversa, las autoridades de esta tierra deberían tramitar a la brevedad del caso, la apertura del CDP, que bajaría de gran manera el miedo y la incertidumbre  que tenemos  los cotopaxenses por este degradable regalo del correato. (O)