La Asamblea Nacional aprobó en segundo debate el texto del articulado de la LEY REFORMATORIA A LA LEY DE SEGURIDAD SOCIAL PARA PROMOVER LA TOTAL TRANSPARENCIA DE LA GESTION DE LOS RECURSOS DEL INSTITUTO ECUATORIANO DE SEGURIDAD SOCIAL Y DE TODAS LAS ENTIDADES DE SU PROPIEDAD, el siguiente paso será remitir dicho texto al Ejecutivo para que lo sancione o efectué las observaciones que estime del caso o la vete total o parcialmente.

El Derecho a la seguridad social es un derecho humano, consta en la Carta Universal de Derechos Humanos. En el Ecuador este derecho figura en la Constitución de la República y dice textualmente: “El derecho a la seguridad social es un derecho irrenunciable de todas las personas, y será deber  y responsabilidad primordial del Estado…”.  Mientras que, sobre el IESS, dice: que es una  entidad autónoma regulada por la Ley  y que es  “responsable de la prestación de las contingencias del seguro universal obligatorio a sus afiliados…”. Consiguientemente queda claro que,  la “seguridad social” en el Ecuador le corresponde obligatoriamente al Estado; mientras que, los “seguros sociales” administrados “autónomamente” por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, son financiados por los trabajadores y los empleadores, más la contribución obligatoria del Estado. Son dos temas diferentes,

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, ente administrador de los seguros que oferta a sus afiliados,  es la institución más vigilada y controlada del país, conforme lo demuestro a continuación:

Por mandato de la Carta Suprema le corresponde a la Contraloría General del Estado el control de la utilización de los recursos estatales, y la consecución de los objetivos  de las instituciones  del Estado y de las personas jurídicas de derecho privado que dispongan de recursos públicos. Por consiguiente, el IESS es una institución controlada y vigilada por este organismo, así mismo lo hace con el Banco del IESS.

De igual manera, la Superintendencia de Bancos, que es un organismo técnico de vigilancia, auditoria, intervención y control de las actividades que desarrolle el IESS, en el ejercicio de esta facultad legal, este organismo de control actúa de oficio o ha pedido del IESS. En consecuencia, también el IESS y el Banco del IESS, es controlado y vigilado por la Superintendencia de Bancos, organismo que  creo la Intendencia Nacional de Seguridad Social para este fin.  Dice la Ley de Seguridad Social: “El Estado garantiza  el buen gobierno del Seguro General Obligatorio administrado por el IESS, a través de la Superintendencia de Bancos”.

El Consejo Directivo del IESS es el órgano máximo de gobierno del IESS, responsable de las políticas para la aplicación del Seguro General Obligatorio, tiene por misión la facultad de emitir normas de organización y funcionamiento de los seguros generales administrados por el IESS, fundamentalmente tiene a su cargo la “fiscalización” de los actos que realiza la administración del IESS (Dirección General y demás direcciones nacionales),  Por tanto también es órgano de vigilancia y control.

La Auditoría Interna en el IESS que es  órgano independiente, de evaluación y asesoría, que tiene por misión el examen posterior, objetivo, profesional, sistemático y periódico de los procedimientos administrativos, presupuestarios y financieros tanto en el ámbito administrativo como médico (salud)   del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

La Asamblea Nacional– como función política y de control del Estado-,  tiene una Comisión Especializada de Trabajo y “Seguridad Social” que permanentemente controla y vigila las actividades del IESS.

Por consiguiente, opino que esta reforma denominada pomposamente Ley Reformatoria para promover la total Transparencia de la Gestión  de los Recursos del IESS, no soluciona absolutamente nada. El IESS requiere  una reforma total de su Ley o de una nueva Ley. No necesita estas reformas de artículos únicos.

La trasparencia en el IESS  será una realidad efectiva cuando se  lo administre técnicamente apegados a la teoría y la práctica de la seguridad social. Se utilice positivamente el asesoramiento  de organismos internacionales especializados como la  OISS, CISS, OIT y  AISS de los cuales es parte el IESS. La transparencia se la construye  con una serie de acciones serias que le corresponde a la estructura del Estado ecuatoriano, esto es, que el Ejecutivo cumpla con el pago de la abultada deuda que mantiene con el IESS y posteriormente,  lo haga puntualmente conforme manda la Constitución de la República. Que los empleadores cumplan oportunamente con el pago de sus obligaciones con el IESS. Que la Asamblea Nacional apruebe el presupuesto General del Estado cada año, siempre y cuando en él se haga constar los dineros que el Estado obligatoriamente debe pagar al IESS, conforme ordena la Ley Suprema. Que los organismos que controlan y vigilan diariamente al IESS y que le cuestan una millonada anualmente, cumplan con sus obligaciones   con apego a la Constitución y la Ley, con agilidad y oportunidad. Mientras tanto -hago  notar- que en la Ley de Seguridad Social vigente, consta en el Art. 50 que el IESS es responsable de la recaudación de los recursos del Seguro General Obligatorio, del fondo presupuestario de cada seguro general  que administra… y de la publicidad  periódica  de los estados financieros. Esto con el fin de que los afiliados, jubilados, beneficiarios y la ciudadanía en general estén permanentemente informados. Cumplan con la Constitución y la Ley y habrá transparencia. (O)