El desabastecimiento de alimentos, medicinas y continuos apagones eléctricos, ha hecho que la isla colapse, al punto de que miles de cubanos por segunda ocasión luego de décadas, han salido a las calles a protestar, muchos de ellos con carteles de S.O.S, pidiendo ayuda a la comunidad internacional, para que intervenga y de una vez por todas acabe con el totalitarismo imperante.

El país está completamente empobrecido y cada día se agrava más su situación, el cuadro se agrava por la pandemia, que mantiene en caos a muchos hospitales de algunas provincias. 

Claro está el presidente cubano, hoy echa la culpa de las protestas al régimen estadounidense, el presidente Biden se defiende manifestando que no tiene vela en ese entierro, y además señala que no se debe reprimir al pueblo cubado que protesta, por las condiciones precarias en las que se desarrolla su vida actualmente. 

Al parecer el comunismo va llegando a su final, sin la colaboración de países como Venezuela, que se encuentra posiblemente en peores circunstancias, el totalitarismo de América, está apunto del colapso.

Todos los gobiernos adoctrinados en la isla y que formaron el famoso socialismo del siglo XXI, han empobrecido a sus países, a tal punto que los mismos ya no pueden subvencionar a la patria de Fidel Castro, dejándolo desamparado y en una situación de pobreza extrema y es que el hambre y la salud no pueden esperar más. 

Nadie sabe cuánto tiempo aguante el régimen comunista en la isla, pero se ve, que los días están contados para el castrismo, un régimen que actualmente no puede competir con la tecnología celular , que es la ventana de los cubanos al mundo, la que les permite comparar la triste realidad en la que se ha quedado su país, en relación a todo el planeta, es por eso que el gobierno a como dé lugar, trata de impedir el internet que está haciendo despertar a un pueblo oprimido, que hoy pide a gritos libertad.   (O)