Los acontecimientos suscitados desde la noche del domingo, en los que se puede observar claramente, que ya no se trata de actos de protesta pacífica como se anunciaron, sino más bien de actos de vandalismo en los que no han faltado los saqueos, abuso en contra de la propiedad privada, atentados graves contra policías y militares; esto es indicio de que no se trata de protestar, sino más bien de ocasionar el caos.
No podemos creer que se estén atacando a las empresas que más trabajo generan en la provincia, ha sido saqueado Parmalat, han sido atacadas varias plantaciones y Provefrut, estas son como lo habíamos dicho, las empresas que más generan trabajo y desarrollo en Cotopaxi, gracias a las mismas es que Cotopaxi se encuentra entre una de las provincias con más empleo en el Ecuador, sin duda que la gente de esta tierra es ingrata y no valora lo que significa tener trabajo en esta difícil, complicadísima época de crisis, en la que tener trabajo se ha convertido en un verdadero lujo.
Sin duda que los líderes indígenas son los llamados a meditar esta situación, no puede seguir este escenario de vandalismo en el país, jamás habíamos visto estos actos delincuenciales, que sin duda nos hacen pensar, en que hay muchos encubiertos para caotizar al país, por lo que los indígenas deberían diferenciar su protesta de estos hechos vandálicos. (O)