El pasado día martes se dio el reclamo de dos sectores, Belisario Quevedo y Juan Montalvo que protestaban por la mala repartición del agua, estos se quejaban que últimamente se estaban quedando con menos riego que lo habitual; lo cierto es que el tema se estaba convirtiendo en pelea.
Estas manifestaciones de protesta que aparecen, cada vez con mayor frecuencia, nos ponen a pensar, qué va a pasar luego de algunos años, si en estos momentos que se puede decir que todavía es manejable el tema del agua, pasa esto, el futuro es bastante incierto y es muy claro que, si en algo se debería estar invirtiendo en la actualidad, eso es en el tema de la preservación y repartición del agua.
Todavía no alcanzamos a entender cómo es posible que, si gran parte de la provincia sufre de una marcada escasez de agua, cómo se entrega una gran parte de este recurso a otras provincias, acaso no deberíamos estar pensando primeramente en Cotopaxi, primeramente en los dueños de estos recursos que en muchos sectores se están muriendo de sed y abandonando sus tierras porque no tienen con qué regarlas.
Estos son asuntos muy puntuales que deben ser resueltos por nuestras autoridades, al parecer les da miedo profundizar en ellos, porque sin duda parece que les falta capacidad y compromiso para aclararlos, a pesar de ser temas tan neurálgicos para el futuro de Cotopaxi.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 1 =