Moises Padilla, Pdte. Pre Federación Regantes Cotopaxi.

El retraso de proyectos se aduce al Covid-19, por lo que 60 mil habitantes se priven de estos beneficios.

Moisés Padilla, representante de los Regantes de Cotopaxi, comenta que las gestiones realizadas no han sido atendidas a nivel de la provincia, hoy buscan apoyo en entidades internacionales, “lamentablemente las autoridades solo han dejado en papeles propuestas para hacer el embalse, mejorar caudales hídricos y la conservación de paramos”. Se busca el financiamiento internacional motivado por  la preasociación que conforman todas las provincias de la sierra del Ecuador, en la cual soy secretario de esta federación en la cual David Paucar es el presidente, señala Padilla.

El dirigente señala “da envidia ver que Tungurahua nos lleve tantos años de ventaja en riego tecnificado, acá no tenemos ni canales de cemento terminados, si duele e indigna que las autoridades no tomen en cuenta que las zonas de Cusubamba y Mulalillo, son zonas productivas donde se producen papas, maíz, leche. Es un lugar donde se evidencia gran cantidad de invernaderos con flores y tomates”.

Lo que se necesita es que las autoridades provinciales, quienes tienen la competencia como es el GAD Provincial, donde hoy en día están usando como excusa el Covid-19, aduciendo que este virus ha retrasado los proyectos, “un aproximado de sesenta mil usuarios se beneficiarían de estos proyectos de irrigación, el beneficio es a nivel provincial por el canal norte, la zona de Cusubamba, el río Nagsiche que abarca a dos cantones de Cotopaxi como son Pujilí y Salcedo”.

El directivo se encuentra en diálogo constante con las organizaciones que están dispuestas a colaborar y mejorar las condiciones de riego en la provincia, el plan de sanidad debe presentar los ingenieros que están a cargo de los proyectos, “después de unos quince días se estaría firmando los contratos y después los compañeros estarían visitando la zona”.