Hoy se cumplen 50 años del asesinato de Martín Luther King, líder de la lucha por los derechos civiles, la no violencia y la igualdad; su acción y su lucha ha quedado marcada en la historia de la humanidad.

Líder negro que luchó para que el pueblo y su pueblo en particular tomara conciencia de la igualdad, tomara conciencia que todos los seres humanos somos iguales y deben ser tratados como tales.

Su lucha no fue en vano, su muerte no fue en vano, la semilla que sembró Martín Luther King, germinó en tierra fértil y con el paso de los años la humanidad toma cada vez más conciencia sobre la igualdad de los seres humanos.

Luther King es el símbolo que dejó como enseñanza que es posible una lucha frontal sin violencia, en un mundo marcado por la segregación racial y la inferioridad de las razas humanas. En todo nuestro planeta.

Luther King fue un pastor de la iglesia bautista que dedicó toda su existencia a luchar por los derechos civiles, por los derechos de la minorías y por un trato justo y humano en la sociedad de esa época, hace medio siglo.

La sociedad en el mundo de hace cincuenta años era tan distinta y estaba dividida radicalmente; los blancos se creían una raza superior, tenían el dominio del estado y del gobierno, además de las riquezas y propiedades.

King luchó por la igualdad, por los derechos civiles, no era para nada, como querían hacerlo aparecer, un comunista que luchaba por los demás, era un pastor de la iglesia bautista que buscaba cambiar el sistema social sin violencia.

Fue asesina por su audacia en imponer o tratar de cambiar el sistema social de la época; para muchos sectores era una verdadera amenaza en contra de lo establecido, en contra de las diferencias en general.

Fue asesinado con un tiro en la garganta en Memphis, Tennessee, el autor de este horrendo crimen fue un segregacionista blanco, el crimen es parte de una conspiración que han quedado sin resolverse en la historia de los Estados Unidos.

Martín Luther King, además de su lucha por los derechos civiles y la no violencia pronunció un discurso que es considerado el más importante y conmovedor del siglo XX, por su mensaje y el momento que fue pronunciado.

“Yo tengo un sueño de que un día esta nación se elevará y vivirá el verdadero significado de su credo: “Creemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales”.

“Yo tengo un sueño de que un día, en las coloradas colinas de Georgia, los hijos de los exesclavos y los hijos de los expropietarios de esclavos serán capaces de sentarse juntos en la mesa de la hermandad”. Dicen algunas frases de este discurso que fue pronunciado el 28 de agosto de 1964.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + trece =