Caducados

Uno de los más graves problemas del Ecuador es  el que tiene que ver con el  campo de  la salud y dentro de este aspecto el abastecimiento de medicinas, para atender las necesidades de la población en forma ágil y urgente cuando los casos lo ameritan.

   %

En general, en el campo de la  salud, nuestro país tiene graves deficiencias, no existe el presupuesto adecuado y no hay una verdadera conciencia en determinados sectores de la burocracia para saber la gran responsabilidad que tienen en sus espaldas.

   %

No solamente es el sistema de salud como tal, que en definitiva -desde siempre- lo único que aspira es atender a las personas afectadas que ingresan a las casas de salud y en ese campo también dejan mucho que desear, pues las quejas de los enfermos son permanentes.

   %

Se necesita un verdadero cambio de actitud en este campo de la salud, debemos dejar de tener una propuesta curativa, cuando lo que necesitamos es que  la filosofía de la salud ecuatoriana sea preventiva, así nos evitaremos grandes males.

   %

En el campo de la salud, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social ayuda grandemente al Estado en general, con cientos de miles de afiliados que son atendidos, con todos los males, en los centros de salud que tiene el IESS aliviando la carga al Estado.

   %

No hay que descuidar las propuestas de salud del sector privado que tiene una verdadera red de clínicas y hospitales privados en los que atienden los profesionales de la medicina y los costos no están al alcance de las grandes mayorías.

   %

Entonces, un importante sector de la comunidad está atendida en estos centros de salud, en los que el servicio es  inmediato y los resultados son mayoritariamente positivos, los profesionales se entregan completamente a favorecer al paciente y los costos son significativos.

   %

En este el campo de la salud, el abastecimiento de medicamentos es otro gran problema, algunos de ellos deben ser importados de grandes farmacéuticas con alcance mundial, en algunos aspectos lo poco que se produce en el país no abastece la demanda.

   %

Ante esta realidad es verdaderamente criminal que se haya descubierto -una vez más- que en más de dos docenas de hospitales y centros médicos del Ecuador hayan caducado grandes cantidades de medicinas.

   %

Medicinas que siempre están siendo reclamadas por los pacientes. Pacientes que en algunos casos han fallecido por la falta de medicamentos, de esos medicamentos que estuvieron embodegados y caducándose, cuando pudieron salvar muchas vidas.

   %

En varios hospitales del IESS han caducado miles de medicinas, hace poco lo denunció el director general de esa institución. En los últimos días, varios reportajes periodísticos nos hicieron saber que en el más grande hospital del IESS de Quito, el Carlos Andrade Marín, se encontró miles de medicamentos embodegados sin ninguna precaución y muchos caducados.

   %

El perjuicio a los afiliados, a los ecuatorianos que necesitan ser atendidos, asciende a más de siete millones de dólares en total. Es criminal, es un asunto que no tiene  nombre; cientos de muertos por negligencias. Y lo peor del caso es que aún no se encuentra a los culpables, las investigaciones se enredan y los culpables con seguridad no pagarán sus culpas. (O)