Conciencia

Es un tema tan trascendente que debemos comentarlo cada vez que sea necesario, porque de por medio está la salud de cientos de miles de personas que pueden ser afectadas  por la pandemia, que seguimos soportando en todo el planeta.

   %

En los últimos días se ha podido establecer un significativo incremento de contagiados de Covid-19, según médicos y analistas, como consecuencia de los festejos de Navidad y Fin de Año,  de grandes reuniones y aglomeraciones en espacios públicos.

   %

Se ha establecido que los hospitales están recibiendo cada vez un número mayor de contagiados y afectados por la pandemia, muchos de ellos han señalado que están vacunados las dos dosis y el refuerzo; mientras que otros declaran no haberse vacunado.

   %

Esta situación es de conciencia, todos tenemos la obligación de vacunarnos, no solamente por nuestra seguridad, sino por la salud de nuestros familiares y de quienes están a nuestro alrededor; debemos pensar en los demás, sin ningún egoísmo.

   %

Ante  el incremento significativo de contagios, el Ministerio de Educación ha dispuesto la suspensión de las labores educativas desde el 10 hasta el 16 de enero, en todos los planteles fiscales y en los particulares que se acojan a la medida.

   %

Las clases se suspendieron precisamente para facilitar que niños, adolescentes y jóvenes completen y, en algunos casos, inicien la vacunación, de esta manera se establecerá que los estudiantes aseguren la vacunación necesaria para su protección.

   %

Lamentablemente en los hospitales del país, en unas provincias más que en otras, se ha establecido el incremento de ingresos por algunas afecciones pulmonares y de la garganta y en numerosos casos por haberse contagiado.

   %

Y cuando hablamos de contagio, debemos hablar de conciencia, pues muchas personas señalaban, desde el inicio del proceso de vacunación, que no lo harían pues no confían en la vacuna y son muy fuertes para contagiarse.

  %

Ante estas actitudes es importante manifestar que no es solamente la vacuna de la población, es nuestra obligación vacunarnos, no hacerlo es una irresponsabilidad, por lo tanto una falta de conciencia para con los demás, para nuestras propias familias.

   %

El hecho de no vacunarse no es solamente una falta de conciencia personal, es el hecho de poner en grave riesgo a nuestros familiares a las personas más cercanas, nuestros hijos, nuestros padres, nuestros abuelos; entonces pensando en ellos hay que vacunarse de manera urgente.

   %

En los últimos días y especialmente el fin de semana, se ha establecido que un gran número de personas ha acudido a vacunarse en los puntos establecidos por las  autoridades, existen vacunas suficientes y el proceso es normal.

   %

Ante esta grave situación, ante esta nueva ala de contagios, debemos tomar las medidas adecuadas de bioseguridad, cumplir nuestras tareas y salir a la calle cuando sea indispensable, no asistir a lugares de concentración y aglomeraciones. Seamos conscientes con nosotros y con los demás. (O)