En los organismos seccionales sus miembros, especialmente los concejales, están para fiscalizar y legislar; acciones que deben llevarse a cabo en base a las normas establecidas en las disposiciones legales.


En ese marco, en el de la legislación, se pueden aprobar acuerdos, resoluciones y especialmente ordenanzas que norman el desarrollo administrativo del cantón, con el fin de alcanzar metas y objetivos.


Con las normas establecidas en la actualidad, la participación ciudadana es fundamental en el marco de la legislación, de la aprobación de acuerdos, normas y ordenanzas que permitan superar obstáculos.


Y para que las cosas resulten positivas para la población es necesario buscar asesoramiento con personas especializadas y conocedoras de determinados temas, para que las normas tengan beneficios para las mayorías.


En realidad, la experiencia nos demuestra que quienes son elegidos concejales, no tienen la experiencia y el conocimiento sobre todos los temas que se discuten al interior del Concejo; entonces se hace necesario el asesoramiento.


En la actual administración municipal se ha tramitado una serie de ordenanzas que actualmente están en plena vigencia, algunas, lamentablemente ya deben ser reformadas o eliminadas para dar paso a nievas disposiciones.


Esas ordenanzas no tienen muchos años de vida porque en su elaboración no se hizo participar a gente especializada y con experiencia; por lo tanto es importante la participación de ese talento humano y de la comunidad.


En el Concejo de Latacunga, desde hace varios meses se discute, se analiza y se debate el proyecto de ordenanza sobre el Plan de Uso y Gestión de Suelo, polémica norma, por lo que ha pasado en nuestra ciudad.


Con la reactivación de la actividad del volcán Cotopaxi, las cosas han cambiado radicalmente en la ciudad; se ha demostrado que nunca debió darse permiso para que se construyan viviendas en zonas de riesgo.


Especialmente a orillas de los ríos que vienen directamente desde el volcán. Se han dado los permisos y ahora esas viviendas están en zona de riesgo. Mientras que muchas viviendas están en zona de riesgo, igual algunos proyectos inmobiliarios o conjuntos habitacionales.


Mientras tanto se discute el proyecto de ordenanza, al respecto hay voces que señalan que debería dejarse para que esta ordenanza la discuta, analice y apruebe la nueva administración, pues hay muchos conflictos en su análisis.


Se están jugando muchos intereses, personas que llevan el agua a su molino, sin importarles la comunidad, la emergencia y los riesgos, lo importante es ‘salvar el pellejo’; así no se puede legislar. Hay que tener cuidado y no poner por delante intereses personales o de grupo.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − ocho =