Inclusiva

Aunque se quiera decir lo contrario y aunque en los discursos las autoridades y administradores de la ciudad señalen que Latacunga es una ciudad inclusiva, están muy lejos de la realidad, que nos demuestra muchos casos preocupantes.


Cuando llamamos inclusiva a una institución, a un organismo a un determinado espacio a una ciudad, estamos ratificando que respetamos a todos los sectores, especialmente a aquellos sectores que presentan determinada discapacidad.


Esta claro que en el sector público y en el sector privado no nos hemos preparado para ofrecer espacios adecuados a las personas que tienen problemas de movilidad, no hay las respectivas rampas, no se adecuan espacios para sus necesidades.


Uno de los sectores que tiene graves problemas en esta ciudad mal llamada inclusiva, son quienes tienen afectación visual, son seres humanos que luchan diariamente por que se les tomen en cuenta para superar de alguna manera sus debilidades.


Al respecto se señala que una persona que ha perdido la visión presenta afectaciones emocionales, es necesario un acompañamiento profesional, entonces se espera que diversos organismos acudan a solventar esta necesidad.


Se habla que en Latacunga existen alrededor de 3 700 personas con discapacidad visual, son quienes sufren diariamente en una sociedad que aún no está formada para estos seres humanos a pesar de los esfuerzos de ciertos organismos.


Se comenta, por ejemplo, que las instituciones y organismos públicos y privados no cumplen con la norma legal cuando dice que un porcentaje de sus empleados o trabajadores deben ser personas con discapacidad visual.


Ante estos y otros problemas no existe una respuesta adecuada y concreta por parte de las autoridades para que quienes quieren vivir y aportar tengan los espacios suficientes y tengan la posibilidad de llevar el sustento a sus hogares.


Latacunga no se puede llamar ciudad inclusiva si hay instituciones que colocan postes en plena vereda impidiendo el paso de las personas, más aún de quienes tienen discapacidad visual y necesitan utilizar esos espacios.


Este importante sector de la comunidad tiene graves problemas por el mal estado de las veredas, cuando el comercio informal se instala en las veredas impidiendo el paso de quienes más necesitan transitar libremente.


Quienes tiene problemas visuales son seres humanos que necesitan organizarse y a través de sus directivos golpear las puertas de las autoridades para que cumplan con las normas legales, es lo que hacen permanentemente.


Muchas de estas personas se desilusionan cuando se dan cuenta que, a pesar de sus problemas, la ciudad no responde como debe ser y las autoridades no cumplen con sus obligaciones y con sus grandes ofertas en las campañas electorales; son las autoridades las que no tienen una clara visión para administrar nuestra hermosa ciudad. (O)