Sancionados

Pasan los días, las semanas y los meses y los ecuatorianos vemos, cada vez con mayor decepción, que ante tantos actos de corrupción que se han cometido en los más distintos lugares, instituciones y oficinas públicas del país, nada se conoce sobre condenas o sanciones.

  %

Las cosas vienen desde hace más de cuatro años, cuando nos encontrábamos en el inicio de la última campaña electoral presidencial, se comenzó a hablar de actos de corrupción, de entrega de coimas, de sobornos a funcionarios públicos y directivos de instituciones, en el famoso caso Odebrecht.

   %

Este tema marcó gran parte de la última campaña presidencial, sin embargo ganó  el candidato de Alianza Pais, de la revolución ciudadana, en una campaña en la que participó activamente el expresidente que se encuentra en Bélgica.

   %

Se habló  de coimas y corrupción en los trabajos de recuperación de la refinería de Esmeraldas, se habló de coimas y sobornos en los trabajos de aplanamiento de los terrenos para la supuesta Refinería del Pacífico y de algunas otras obras que se ejecutaron en el régimen anterior, la mayoría con sobreprecio.

   %

En el actual régimen, durante más de tres años se ha venido hablando de actos de corrupción a todo nivel, las denuncias periodísticas de investigación en el caso arroz verde, en la venta de petróleo y la intermediación, que es un negocio de los más grandes en el mundo de las acciones dolosas.

  %

En las primeras investigaciones se involucró al exvicepresidente de la República que guarda prisión, por haber participado directamente en actos de corrupción, fue condenado y ahora, pocos años después, espera salir en libertad y exige una serie de acciones legales a través de sus abogados.

   %

Investigaciones realizadas en el marco de la Fiscalía y la Justicia, determinaron que más de un funcionario sea sancionado y sentenciado, mientras otros se fugaron del país, pues la justicia no actuó de forma inmediata para evitar esa  salida del país y así evitar ser condenados.

   %

Cada vez se descubren actos de corrupción en nuestro país, los escándalos no terminan y parece que seguirán por muchos años más; a pesar de tanta corrupción y de tantas investigaciones no hay sanciones, no hay condenados, mucha gente reclama la tardanza de la justicia.

   %

En los últimos tiempos, en plena emergencia sanitaria, cuando mucha gente moría por el coronavirus, un grupo de malos ecuatorianos se dedica a cometer grandes actos de corrupción a costilla de los más vulnerables.

   %

El caso de las mascarillas, con grandes sobreprecios, el caso de las fundas para cadáveres, con grandes sobreprecios, el caso de la medicina para combatir el covid-19, que se vendía  en la calle y se promocionaba en Internet a través de una persona ahora identificada, cuando esas medicinas solamente debían administrarse en los hospitales, pues fueron parte de una donación.

   %

La gran feria de  los carnés  para personas con discapacidad, un gran negociado para que varios asambleístas y algunos jueces -entre otros- puedan obtenerlo y así poder importar vehículos de alta gama; siguen las investigaciones, pero nadie es sancionado o detenido.

   %

Los insumos médicos y otros elementos han sido parte de los negociados, es decir se les privó a los enfermos de esos elementos, para hacerse millonarios quienes saben que están causando la muerte de muchos ecuatorianos. Hasta cuándo deberemos esperar para mirar que se ha detenido a los culpables y se les está condenando, que es lo que esperan los ecuatorianos.(O)