Enfermeras

En esta fecha importante es justo reconocer a aquellos seres humanos que, arriesgando su propia vida, han atendido a cientos de miles de personas durante la pandemia del Coronavirus que ha azotado a nuestro planeta.


Son las enfermeras y los enfermeros, seres con características especiales, que han dado muestras de lo que significa la solidaridad en la práctica, de lo que significa la dedicación y humanidad antes sus semejantes en riesgo.


Hoy se celebra el Día Internacional de la Enfermera con el objetivo de rendir un merecido homenaje a todos los enfermeros y enfermeras que a nivel mundial realizan esta labor en favor de toda la humanidad.


Esta fecha también se ha establecido para rendir tributo a Florence Nightingale que nació un 12 de mayo y que es considerada la fundadora de la enfermería moderna; su vida estuvo dedicada a hacer el bien a los demás; murió ciega a los 90 años.


En esta ocasión el Consejo Internacional de Enfermería ha preparado varios recursos novedosos sobre la profesión centrándose en temas como el Covid-19, infecciones y muertes entre las enfermeras y otros trabajadores sanitarios.


Temas como estrés y agotamiento en la profesión de la enfermería; escasez y retención de enfermeras; estos y otros temas han sido analizados y desarrollados durante estos últimos meses cuando la pandemia está a la baja.


Mientras tanto hay que considerar que la enfermería es una profesión a través de la cual se pone en práctica el cuidado de pacientes que necesitan atención médica por presentar distintos tipos de enfermedades y trastornos de salud.


Los enfermeros y las enfermeras son los grandes héroes de la pandemia del Covid-19 a nivel local, nacional y mundial, son seres extraordinarios dotados de características que les permite acercarse a quienes más lo necesitan.


En los centros de salud y en los hospitales han sido las enfermeras y los enfermeros quienes han enfrentado esta dura prueba de la pandemia, han estado en “el campo de batalla” para salvar vidas, aunque muchas vidas de sus compañeros se perdieron.


Muchas veces quienes más se involucran en determinados temas y acciones, como que pasan desapercibidos; sin embargo, debemos resaltar cada vez más la tarea cumplida por estos seres humanos de altos valores y humanidad sin límites.


La falta de servicios médicos, obliga a considerar la miseria y junto al dolor, la noble profesión de la enfermera que, con ingredientes técnicos y científicos, sigue extendiéndose para dar más significación y cuidado a la vida humana.


Que esta fecha sea el momento propicio para resaltar en el más alto nivel el trabajo sacrificado de enfermeros y enfermeras que cumplen diariamente y han respondido a retos como el de la pandemia; la enfermería necesita un sitial especial en la historia de nuestro país. (O)