Maestro

El maestro es un ser superior que dedica su vida a los demás, especialmente a sus alumnos a quienes guía en su formación y les hace dignos de la comunidad para servirla desde los más diversos campos de la sociedad.


El maestro con vocación, disciplina y perseverancia, cumple una de las tareas más importantes en la comunidad, para hacer de los niños y jóvenes hombres de bien para servir a los demás, en busca del adelanto y progreso.


En nuestro país se celebra el Día del Maestro Ecuatoriano, en homenaje a Juan Montalvo Fiallos, maestros, escritor, polemistas y por sobre todo un estudioso de nuestro idioma que escribió grandes obras.


Juan Montalvo nació un 13 de abril. Además, se celebra esta fecha en homenaje a Federico González Suárez y a Luis Felipe Borja maestros con grandes compromisos en su noble misión de formar a las nuevas generaciones.


El maestro a través de su vida profesional ha debido sortear una serie de obstáculos que le impone el Estado y la sociedad, el maestro ecuatoriano, lamentablemente, no ha sido considerado como debe ser.


En los últimos años, especialmente en la época del correísmo fue perseguido y en varios casos encarcelados, ese gobierno dividió al maestro ecuatoriano y además le encerró en sus centros educativos para que no pueda opinar.


Maestros que expresaron su libre pensamiento, fueron perseguidos por ese nefasto gobierno, además fueron destituidos de sus cargos, se eliminó a la UNE. Se le quitaron sus derechos y se le quitó su vida jurídica, así le trataron al maestro y su organización.


Sin embargo, hay que señalar, lejos de tantos problemas y persecución, que hay hombres de admirable labor, de obra paciente y callada que van encendiendo corazones y pensamientos con visión de porvenir.


La tarea del maestro ha sido, es y será siempre de orientación incansable y misión apostólica, ímpetus que cada día ahondan en el espíritu de las generaciones y contribuyen a la formación y al mejor conocimiento de los individuos y los pueblos.


Montalvo maestro que orientó y dirigió con sus escritos es ejemplo de personalidad combativa, recta y decisiva en bien de las causas justas. Su coraje y rebeldía estuvieron al servicio del conocimiento y la libertad.


Recordare a González Suárez, es dilección imperecedera de unidad, de verdad y de virtud. Recordarlo significa apreciar su sacrificio, su bondad firme y reconocer su luminoso talento y el acopio de conocimientos históricos y humanos.


Luis Felipe Borja, pionero del Derecho, de cuya personalidad emanó la práctica del bien pensado en la sociedad que basada en normas y facultades, necesitaba ser liberada de dolencias económicas-sociales. No podemos olvidar a Víctor Manuel Peñaherrera en este dilecto grupo. Nuestro sincero y profundo saludo al Maestro Ecuatoriano, al de mi ciudad y al de mi provincia en este día. (O)