Suspensión

En el marco de la historia de los pueblos, los hechos y acontecimientos más sobresalientes tienen coincidencias que muchas veces llaman la atención y por otra parte provocan inquietudes y admiración y deben ser valorados en su justa dimensión.

   %

Hace menos de un año, nadie se habría imaginado que el 2020 -que se decía el número perfecto, por eso de 20 sobre 20- era un año llamado a provocar los mejores acontecimientos, las mejores realizaciones y las mejores celebraciones.

   %

En realidad en el 2020 se inician las celebraciones por el bicentenario de la gesta libertaria de nuestros pueblos, celebración que no concluye este año, sino que se proyecta  hasta el 2022, cuya gesta se produce con el triunfo de las fuerzas libertarias en la Batalla del Pichincha.

   %

Para las celebraciones por  el bicentenario  de la gesta libertaria, para ser francos, estuvimos muy atrasados, no había ningún proyecto, ninguna planificación para emprender una gran celebración, para ejecutar una gran obra, como se merece la libertad que nos dejaron los patriotas.

   %

Así son las cosas y sin anuncios previos, ni propaganda subliminal, apareció el coronavirus desde la lejana China y la contaminación no quedó ahí, pues se transformó en la más grande pandemia que recuerde la historia de la humanidad.

   %

Coinciden dos hechos fundamentales para nuestra nación, para nuestro pueblo, la gesta libertaria y la pandemia, el uno le opaca al otro y las consecuencias las seguimos viviendo y miles de hermanos ecuatorianos han caído luchando en esta pandemia, como cayeron nuestros héroes hace 200 años.

   %

Pues bien, en esta realidad había que tomar las mejores  decisiones y privilegiar la vida de los  seres humanos antes que el pan y circo que ofrecen ciertos políticos populistas y demagogos, engañando al pueblo para salir de sus compromisos y  seguir haciendo lo que ellos quieren.

   %

Hay que privilegiar la vida y bajo esta consideración el Concejo de Latacunga -como debió ser- convocó a una reunión en la que debía elegirse a los representantes del Comité Ejecutivo de la Mama Negra y del Comité de Fiestas. Así se procedió.

   %

Si no se elegían a esos representantes no se podía reunir el Comité Ejecutivo de la Mama Negra y el Comité de Fiestas. Una vez elegidos los representantes, el Comité Ejecutivo de la Mama Negra -luego del debido análisis- resolvió, por unanimidad, suspender la realización de la tradicional fiesta, en razón de la emergencia sanitaria que  estamos viviendo y de la crisis que soportamos. Bien por el comité.

   %

Así debió ser. Primero está la vida de las personas, antes que las fiestas, el boato, las celebraciones, por importantes que sean. Además, ustedes recordarán que el Alcalde informó que los recursos de las fiestas fueron transferidos a la situación de emergencia para adquirir insumos médicos y beneficiar a los  sectores más necesitados.

   %

Mientras tanto el Comité de Fiestas, según se anuncia, se reunirá -posiblemente en esta semana- para analizar la situación, programar algún evento de trascendencia como la sesión solemne que perfectamente puede ser virtual y algún otro evento de carácter cívico histórico para recordar y refrescar los hechos de hace 200 años que nos legaron los patriotas latacungueños.

   %

De esta manera queda claro que hay que defender la vida de nuestros hermanos latacungueños, cotopaxenses y ecuatorianos, antes que las fiestas;  que la convocatoria a la sesión del Concejo para elegir a los delegados al Comité de la Mama Negra y de Fiestas estuvo acertada, sino no podría haberse reunido, queda claro entonces que siempre se pensó en la vida y dejar para luego la celebración de nuestras leyendas y tradiciones.(O)