Consumidor

En medio de tantas denuncias de actos de corrupción en los más diversos organismos del Estado, sean grandes y pequeños, hay sectores que a pesar de las normas establecidas viven desprotegidos y son aprovechados.


Se trata de los consumidores de los más diversos productos en las distintas áreas, son ecuatorianos que muchas veces buscan protección de las autoridades y no la encuentran, no saben a dónde acudir.


Y cuando inician una denuncia los trámites son engorrosos y muy largos, se necesita tiempo y dinero para realizar esos trámites, pago a los abogados y demás, por lo que los consumidores se sienten defraudados.


Como sucede en los más diversos campos en el caso de los consumidores, debemos ser claros al señalar que existen productores y expendedores que cumplen a cabalidad con las normas establecidas y buscan siempre ganar clientes.


Sin embargo, hay que decirlo, aunque nos cueste reconocerlo, hay expendedores que no tienen ningún inconveniente en rebajarle unas onzas a la libra, no tienen problemas en vender productos caducados, suceden en las medicinas y otros productos.


Son acciones contra la vida de los ecuatorianos y deben ser sancionados con el máximo rigor de la Ley; no se puede jugar con la vida y la salud de las personas, se debería buscar siempre su bienestar con la participación de todos.


Existe una máxima entre los vendedores, en las tiendas, los almacenes, los supermercados, el cliente tiene la razón; pero en muchos casos eso no sucede, pues si nos ponemos, por ejemplo, a comparar precios las novedades son mayores.


Si se realiza una comparación de precios nos damos cuenta que en establecimientos que están muy cerca los precios son muy distintos, entonces los clientes se preguntan quien controla esta situación, pues no es solamente de la oferta y la demanda.


Por esto y mucho más en nuestro país se aprobó, hace muchos años, la Ley de Defensa del Consumidor, la mayoría de ecuatorianos no conoce de esta Ley y tampoco conoce cómo hacer valer sus derechos y adquirir los mejores productos.


Ante esta situación la Organización Internacional de Asociaciones de Consumidores, señala el 15 de marzo, como el Día Mundial del Consumidor, con el objetivo que consumidores y expendedores se unan para trabajar honradamente.


La organización Internacional promociona ante los comerciantes y las autoridades, justicia social e imparcialidad en el mercado con el fin de lograr que quienes llegan a comprar y quienes expenden se sientan satisfechos de sus actividades.


Los productos de primera necesidad, muchas veces son adulterados y la especulación arremete con sus tentáculos, ahora mismo se anuncia la subida del precio del pan, por cuanto han subido los insumos, quien controla esta situación, se está protegiendo al pueblo; qué hacen las autoridades frente a la Ley de Defensa del Consumidor. (O)