Credibilidad

Sin duda que el proceso electoral que estamos viviendo, con miras a las elecciones para presidente y miembros de la asamblea ecuatoriana, está plagado por una serie de dudas en medio de la poca credibilidad del organismo llamado a organizar, dirigir y controlar este proceso.

   %

De las encuestas y sondeos que se realizan permanentemente en esta época, se puede advertir que el Consejo Nacional Electoral es un organismo que tiene muy poca credibilidad y entre sus miembros es la presidenta la que menos credibilidad tiene.

   %

En realidad es un asunto sumamente preocupante, pues todo puede pasar y eso es un asunto que crea una serie de conjeturas y que hace crecer la preocupación por la falta de credibilidad, lo que podría empañar la limpieza del proceso electoral.

   %

Hace varios meses la Contraloría General del Estado señalaba que cuatro agrupaciones políticas reconocidas por el organismo electoral deberían ser eliminadas, pues alcanzaron el reconocimiento sin cumplir las normas y los requisitos.

   %

Se dijo, por parte de la Contraloría en su informe, que esas cuatro agrupaciones -para ser reconocidas- no cumplieron con el número de firmas de respaldo y otras novedades. El Consejo Nacional Electoral en un inicio se negó a eliminar a esos partidos o movimientos.

  %

Más adelante y cuando se dieron cuenta de que podrían ser sancionados los vocales que no acaten el informe, procedieron a eliminarlos, sus dirigentes apelaron al Tribunal Contencioso Electoral, organismo que negó esa eliminación y los “volvió a la vida”.

   %

Este hecho dice claramente que existen intereses e intereses del Consejo y del Tribunal, sus actuaciones y decisiones son preocupantes por decir lo menos. En el pleno del CNE dos de los vocales, de minoría, cuestionan permanentemente las actuaciones de la mayoría de tres miembros.

   %

En el caso de las inscripciones de los binomios a la presidencia y vicepresidencia del Ecuador, también se han presentado graves problemas, mientras a un binomio que no cumplió con el reglamento se le calificó sin mayores problemas, a otros binomios y a otros candidatos se les niega el derecho de participar.

   %

Con unos sí y con otros no, parece que es la norma de la mayoría de miembros del Consejo Nacional Electoral; entonces este tipo de actuaciones preocupa  a los mismos candidatos, a los dirigentes y preocupa al país en general, porque, como dice nuestro pueblo, “todo puede pasar”.

   %

“Guerra avisada no mata gente”, dice un refrán popular y sí que tiene mucha razón. Ojalá mañana no nos sigamos quejando por lo que puede suceder, incluso un fraude electoral. Hay que actuar ahora; hay que hacer público el comportamiento dudoso de ciertos vocales. Alerta.

   %

Está  claro que en el caso de un binomio, el candidato a la vicepresidencia nunca participó de los procesos de selección interna, nunca reemplazó  a ningún candidato calificado a la vicepresidencia y los organismos electorales calificaron a ese binomio, este es el más claro ejemplo de lo que puede suceder.

   %

Las  autoridades de control, especialmente, la Asamblea, la Corte de Justicia, la Fiscalía, La Contraloría y otros organismos de control deben actuar ahora y asegurar la transparencia del proceso electoral; mañana será tarde y estaremos quejándonos y algunos llorando como María Magdalena. Si hoy no actuamos mañana no nos quejemos, ¡ay!, ¡ay!, ¡ay! (O)