Debates

Según el Código de la Democracia y otras normas, ahora es “obligatorio” que los candidatos a las diversas dignidades de elección popular participen en los debates que se organizan por parte del CNE y otros organismos, sean nacionales, regionales o provinciales.

   %

Y cuando se habla de debates mucha gente se emociona y dice que ahora sí va a escuchar a los candidatos y va a escuchar a determinado candidato decir lo que antes criticaba y va a escuchar que un candidato defiende a un partido al que antes criticaba.

   %

Mucha gente se frota las manos porque cree que en el debate le van a decir a determinado candidato que era parte del régimen al que ahora está criticando, era alto funcionario del régimen que ahora está marcando distancias para ganar votos.

   %

Muchos paisanos creen que en el debate le van a decir a determinado candidato que ya ejerció determinadas funciones de elección popular y no hizo nada y lo que es peor le van a decir a cierto candidato que ya estuvo y le botaron.

   %

Para mucho gante el debate es para sacarse el clavo, es para hacer quedar mal a los contrincantes políticos, que para muchos de los participantes son verdaderos enemigos y que no tienen ninguna  intención de volver a saludar con quien “traicionó las grandes esperanzas  del pueblo”.

   %

Los debates no son para nada un ring; los debates no son para nada un campo de batalla, los debates son un espacio democrático que se crea para que los candidatos expliquen al pueblo, a las mayorías sus objetivos, su plan de acción, lo que van a realizar en caso de merecer el favor del mayor número de electores.

   %

Los debates son para que los candidatos nos digan qué y cómo van a hacer para disminuir o eliminar la grave crisis de inseguridad que campea en el Ecuador, país en el que ahora son casi comunes los casos  de sicariato, lo que parecía casi imposible hasta hace algunos años.

   %

Los debates son para que los candidatos nos expliquen qué van a hacer para mejorar el sistema de salud pública en el país, cómo van a mejorar la atención a los pacientes con médicos especializados y con medicinas apropiadas, dejando en el olvido las caducadas.

   %

Los debates son para que nos digan cómo van a hacer  para que cientos de miles de ecuatorianos tengan la posibilidad de volver a encontrar un trabajo seguro, del que fueron echados en plena pandemia, en plena época de solidaridad.

   %

Los debates no son para que los candidatos repitan -“como disco rayado”- lo que se aprendieron de memoria, ofertas y más ofertas, no importa que no puedan cumplir, hay que decirle al pueblo para ganar los votos; es un verdadero engaño, pues bien saben que nunca podrán cumplir.

   %

Los debates no son para marcar distancia con el gobierno en el que fueron altos funcionarios, o cumplieron labores en direcciones provinciales o regionales y ahora se “dan el gusto” de criticarlo; el debate no es para hacer conoce sus traumas y sus sueños de perro.

   %

Los debates no son para justificar actos de corrupción, para decir que lo hicieron en favor del pueblo. Los debates son espacios serios a los que hay que asistir con responsabilidad y convencidos de que van a cumplir con el pueblo. Huir de los debates presidenciales es demostrar sus limitadas capacidades.(O)