Cambio de color

La  emergencia sanitaria que vive nuestra comunidad desde hace cuatro meses, las normas establecidas, los protocolos dispuestos y las recomendaciones que se han hecho, no han logrado calar hondo en nuestro pueblo y las consecuencias están a la vista.

   %

Las decisiones tomadas al respecto tampoco han sido las más adecuadas, permitir que se abran negocios o que la gente pueda salir a realizar algunas gestiones, ha permitido que existan abusos y muchas personas no han cumplido los protocolos.

   %

En una pandemia como la que vivimos, en una emergencia que estamos soportando, debemos decir claramente que nadie estuvo preparado para esta gran crisis que ha golpeado a todo el mundo, lo que nos lleva a realizar diversas lecturas.

   %

Ante este azote de la naturaleza, una pandemia de estas características no está “pensando” a quién afectar más: a los países desarrollados y millonarios, a los países en vías de desarrollo, a los países pobres y alejados o a todos los habitantes de este planeta.

   %

Una situación de  esta naturaleza no está pensando en los que más tienen o los que menos tienen, golpea a todos por igual y hemos podido experimentar que ante una pandemia de nada sirve todo lo mucho o poco que tengas, pues la solución está en otro lado.

   %

Ha habido excesos, cierto es; ha habido presiones de determinados sectores, cierto es, ha habido reclamos y exigencias, cierto es. Consecuentemente, las  autoridades y los organismos que tienen que resolver, han  cedido ante esos reclamos o presiones.

   %

En nuestro medio, por ejemplo, no se conoce a ciencia cierta cómo estamos en cuestión sanitaria, cuántos contagiados tenemos en realidad, cuántos muertos se han producido, cómo están preparados los hospitales y centros de salud, no sabemos a ciencia cierta.

   %

Tampoco se conoce a ciencia cierta, cuántas camas tenemos para contagiados, cuántas camas existen en las salas de cuidados intensivos, cuál es el verdadero abastecimiento de medicinas e insumos para atender a un número cada vez más creciente de contagiados.

   %

Cuál es la situación de los verdaderos héroes de esta pandemia; cuántos galenos  tenemos a nivel general y en cada centro de salud u hospital, cuántas enfermeras atienden a los contagiados y enfermos, es importante conocer estos datos.

   %

En las últimas semanas -desde que se  cambió el color  de rojo a amarillo- se ofrecieron mayores libertades para actuar, para reiniciar las  actividades comerciales y las  actividades administrativas y demás, esta situación ahora parece que nos está pasando factura.

   %

Se hacen  análisis, se elaboran informes y se conoce una dura realidad: en nuestro medio cada vez hay más contagiados, lo que nos demuestra que algunos de las indicaciones, decisiones o protocolos no estuvieron de acuerdo a la realidad.

  %

Las  autoridades, de acuerdo a las circunstancias, están analizando la posibilidad de volver al color rojo y de esta manera restringir una serie de actividades para que no existan excesos por parte de un sector de la comunidad. Las autoridades deben decidir lo mejor para la vida de nuestro pueblo.(O)