Cuando de obras se trata, del tipo que sean, es indispensable, en esta época, realizar un proceso, una campaña de información a la población para no tener que lamentar inconvenientes y reclamos posteriores.

En este campo, pongámonos a pensar cómo se realizarán estos procesos en grandes ciudades como Buenos Aires o ciudad de México, para que sus habitantes se enteren de lo que sucede y de lo que se va a realizar.

Deben ser grandes campañas de información, deben ser grandes programas a través de los más diversos medios de comunicación, a través de las redes sociales y demás espacios para que los habitantes se encuentren al tanto de lo que pasa.

Sin duda que las obras son de beneficio para las ciudades y sus habitantes, son para mejorar la imagen y para poner en valor sus respectivos patrimonios y explotarlos a través del turismo y demás.

Como dicen los que saben, hay que mostrar lo que tenemos y hay que mostrarlo de la mejor forma, con la información precisa, con guías debidamente preparados y por sobre todo con una gran sonrisa.

Entonces, en la actualidad la información y la comunicación juegan papel importante para beneficio de la población, que debidamente informada podrá entender los diversos procesos, especialmente los que tienen que ver con determinada obra.

Desde hace rato en nuestro medio se habla de una falta de información, se habla de una falta de sociabilización de los procesos que llevan adelante las diversas instituciones y organismos, especialmente las del Estado y los organismos seccionales.

Nuestra ciudad no es de las más grandes, nuestra provincia tampoco es de las que tiene gran cantidad de habitantes, consecuentemente no creemos que deberá haber mucho problema para emprender campañas de información.

Se hace indispensable que las obras planificadas por los gobiernos seccionales, llámense Gobierno Provincial y municipios, debe hacerse conocer a la población lo antes posible, debe explicarse si el caso amerita, debe realizarse visitas a diversos sectores.

Es decir, hay que acercarse a la población para informar los trabajos a desarrollar y las obras a emprender, las que necesitan ser promocionadas debidamente y no encontrar resistencias en la población.

Hay diversos mecanismos a los que se debe echar mano, se debe buscar la ayuda y colaboración de los medios de comunicación e ingresar agresivamente a las redes sociales para que la información se multiplique.

Entonces, no hay que hacerse bolas. Una buena información, detallada y práctica se impone en nuestra ciudad, se imponen campañas de publicidad y explicaciones, de esta forma la población sabrá a que atenerse y no solamente a la crítica mal sana.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 6 =