Cumplimiento

Lo dijimos hace varias semanas, uno de los graves problemas de la ciudad son los terrenos en el sector urbano que no cuentan con los respectivos cerramientos, lo que acarrea una serie de inconvenientes para la ciudad y la comunidad.


Según informaciones salidas del GAD Municipal, se señala que el año anterior se realizaron alrededor de 120 cerramientos, en cumplimiento a las normas establecidas en la Ley y a las exigencias y control que realizan desde la comisaría de construcciones.


Esta es la situación, es el GAD Municipal, a través de la comisaría de construcciones, que debe exigir a los propietarios de terrenos que realicen la construcción del respectivo cerramiento para evitar problemas a los demás.


Los terrenos baldíos se convierten en basureros, se convierten en criaderos de ratas, se convierten en lugares a los que llegan personas que se dedican a libar y a consumir drogas, esa es la verdad y esto hay que controlar.


Y uno de esos controles, es, sin duda, la construcción del respectivo cerramiento, asunto que debe ser considerado como una responsabilidad de quienes tienen terrenos en el sector urbano de la ciudad.


De esta manera están contribuyendo a mejorar la imagen y presentación de nuestra urbe y de esta manera mejorar la promoción del turismo que tanto necesitamos; no se puede promocionar algo que no tiene ningún atractivo.


Se ha señalado por parte de las autoridades y de los responsables en estos casos, que los dueños de los terrenos tienen 30 días para construir los cerramientos luego de las notificaciones, si no cumplen se debe aplicar la norma legal.


La norma legal señala que debe aplicarse el 5% de avalúo del bien, es decir del terreno; lo que significa una considerable erogación; para evitarse esos problemas lo mejor es construir el cerramiento y colaborar con la ciudad y sus habitantes.


Además, se advierte que si pasados los 30 días de la notificación no se realiza la construcción el GAD Municipal a través de la Dirección de Obras Públicas realizará la construcción del cerramiento y para bien de la urbe.


Enseguida la tesorería municipal hará efectivo el cobro del trabajo realizado conforme a la valoración del costo unitario emitido por la Dirección de Obras Públicas y con un recargo del 50% del valor de la obra, al propietario del bien inmueble.


Estas acciones que se están desarrollando, han tenido respuesta favorable de la comunidad en general, muchos ciudadanos señalan que es indispensable actuar de esta manera para mejorar la presentación de nuestra ciudad.


Ante esta realidad, se ha mencionado que esta actuación de los funcionarios es positiva y merece el respaldo de la comunidad; además deben reaccionar los propietarios de los predios y darse cuenta que es el bien de nuestra ciudad, entonces actuemos debidamente y esas acciones merecerán comentarios positivos. (O)