El régimen afronta una serie de problemas que debe ir solucionando, para evitarse problemas mayores, para evitarse una descomposición social y que vengan -nuevamente- las movilizaciones y los reclamos a todo nivel.


Uno de los mayores problemas que enfrenta el régimen del presidente Lenín Moreno es el económico, se manifiesta que no existen recursos económicos para satisfacer necesidades básicas.


Mientras tanto hay organismos que gastan los recursos sin medida, sin una debida planificación y lo que es más hacen cambios presupuestarios para satisfacer otras necesidades y no cancelar a los que prestan servicios.


Se habla de una serie de medidas, se habla de la Ley de Recuperación Económica que ahora mismo se debate en la Asamblea; esta norma ha creado una serie de inconvenientes y enfrentamientos en el legislativo.


Mientras el régimen hace algunas propuestas, hay otros sectores sociales, económicos, empresariales, indígenas y demás que hacen otras propuestas y cada quien quiere que se atiendan sus planteamientos.


Al respecto, lo que se necesita es pensar en la mayoría de ecuatorianos, de esos sectores empobrecidos, que no tienen dos dólares diarios para sobrevivir, de esos sectores afectados porque los padres se quedan sin trabajo, por achicar el tamaño del Estado.


Hay que trabajar por esos sectores que fueron despedidos de la empresa, porque ya no cuenta con recursos para mantener la nómina de empleados, en algunos casos no se les paga ni la indemnización, ni tampoco se cumple con la Ley.


El Estado -o mejor dicho el actual régimen- mantiene muchas deudas con amplios sectores, con quienes prestan servicios al régimen, lo hacen de la mejor manera y a la hora de entregar las facturas para el pago, salen con el cuento de que no hay dinero, que esperen y esperen.


Mientras tanto, en algunos sectores sociales, en ambientes sindicales y otros, se manifiesta que el gobierno nacional podría financiar el abultado déficit presupuestario de más de cinco mil millones de dólares y otras deudas cobrando a los corruptos.


Eso es todo, dice un dirigente. Mientras que en otros sectores se señala lo lento que es un proceso legal en nuestro país, son trámites muy largos, los involucrados en juicios y demás tienen muchas instancias para salvarse, mientras el país se hunde.


Achicar el tamaño del Estado como se le ha exigido al actual régimen, ha dejado a más de 20 000 familias sin el sustento para la sobrevivencia; ¿quién puede solucionar este grave problema social?, los emprendimientos, los vendedores informales y otras formas de trabajo.


Si por un lado se aspiraba solucionar un problema, el estado obeso; por otro lado se dejó prácticamente en la calle a miles y miles de burócratas, ellos seguramente no tienen Derechos Humanos.(O)