Ahora que se habla de un juicio político al Superintendente de Información, a Carlos Ochoa, ha vuelto al debate el trabajo cumplido en estos últimos años por la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, comisión que nos queda debiendo largo.

La presentación de la documentación con todas las pruebas para el juicio político, fue presentado la semana pasada con el respaldo de 35 legisladores de diferentes bancadas, incluidas firmas de los correístas.

Lo que demuestra que el país en general está cansado por la forma de actuar de este funcionario que en lagunas ocasiones, lo han dicho los asambleístas, se ha arrogado funciones y ha sancionado sin mayores pruebas.

Son decenas y decenas de medios de comunicación que han sido sancionados por la Superintendencia de Información que es manejada, dirigida y controlada por Ochoa, como si fuera su propiedad privada, como si fuera su verdadera haciendo, dijo un contertulio.

Ante esta solicitud, no le quedará más al CAL y a la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional que seguir el procedimiento adecuado para que siga el trámite legal en ese organismo del Estado.

Desde hace varias semanas se ha venido señalando, por parte de varios organismos periodísticos, que la persecución a los periodistas y a los medios, ha bajado notoriamente en los últimos meses.

Desde la llegada a la presidencia de la república de Lenín Moreno, ha existido un mayor respeto a la libertad de expresión, a la libertad de prensa y a la libertad de comunicación y las sanciones han quedado lejos.

Lo que sucedió con dos grande medios de comunicación en el país, últimamente, dice claramente lo que está sucediendo, el referido funcionario tuvo que disculparse, por decisión de los jueces, ante Teleamazonas y El Comercio.

Disculpas que nunca se puedo establecer en el gobierno anterior, en el que se dieron los mayores casos de persecución a medios de comunicación y a periodistas, algunos de los cuales debieron dejar su trabajo.

Es de esperarse que la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, trámite el juicio político en este y otros casos en los que se han presentado los documentos para determinados juicios y que no han sido tramitados.

Son muchos los casos en los que la Comisión de Fiscalización y el CAL, han negado o han frenado los juicios políticos, el mejor ejemplo es el del vicepresidente detenido y del exministro de Educación a quien defienden los correístas y los que no son.

Entonces, en un país que se dice democrático, en el que se respetan las libertades, es un país que defiende las libertades, no es posible que se sancione a los periodistas y medios de comunicación. Ahora hay que estar atentos al juicio político a quien no se cansó de sancionar a sus colegas y a los medios de comunicación.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + seis =