Distanciamiento

Las cosas en la política de nuestro país, son en muchas ocasiones increíbles, los “enemigos políticos de ayer” son ahora los amigos que empujan determinada candidatura; los que antes gritaban que son de izquierda ahora respaldan las candidaturas de derecha.

   %

Esas personas no tienen ningún problema en señalar que ya no existen ni la derecha, ni la izquierda, tampoco aquellos que se creen de centro, lo único que existe es la necesidad de aprovecharse de la política para salir de la pobreza y hacerse millonario fácilmente.

   %

En la política ecuatoriana es claro que los que ayer ganaron en determinada ciudad o provincia, ahora pierden con grandes diferencias; casi es normal que quienes trabajaron por determinado candidato ahora están en otro andarivel respaldando a quienes antes criticaban.

   %

Hay ciudadanos que ahora se creen “analistas políticos”, son aquellos que han pasado por diversos partidos y movimientos, que han sido candidatos por varias organizaciones políticas y movimientos y ahora son nada más ni  nada menos que “analistas políticos”.

   %

Mientras tanto, en la  actualidad -en tiempos de pandemia y emergencia sanitaria- hay quienes hacen lo posible y hasta lo imposible para que no se les identifique con el gobierno anterior, que estuvo gobernando 12 años y prácticamente les saqueó sus recursos económicos.

   %

Ahora nos podemos dar cuenta, con un sencillo análisis, de que quienes fueron funcionarios públicos del régimen de la década perdida, ahora quieren pasar desapercibidos, que no se hable de su pasado político y se encaraman en otra organización con candidato opuesto al que le sirvieron.

   %

Lamentablemente todo esto sucede porque no tenemos una cultura política, porque no alcanzamos a diferenciar lo que son los de izquierda, los de derecha, los socialistas del siglo XXI, de centro y más organizaciones que tratan de confundir al electorado y sacar provecho.

   %

Muchas de esas personas y algunos candidatos, no parece que se dan cuenta de que mucha gente tiene claro que estuvieron en la administración pública del gobierno de la década desperdiciada; estuvieron un año, pero estuvieron, eso parece que ahora quieren borrar de su hoja de vida.

   %

Mientras eso suceda con quienes quieren poner distancias con el régimen del presidente prófugo, hay otros ciudadanos que deben merecer respeto y respaldo, son aquellos que siempre han  estado en el mismo partido, defendiendo sus ideas, defendiendo sus principios, defendiendo su ideología; esos ciudadanos merece todo el respeto y respaldo.

   %

Ahora, está muy claro, algunos candidatos en Cotopaxi, a la Asamblea Nacional, fueron funcionarios públicos, en otros casos estuvieron cerca del régimen de la década desperdiciada, colaboraron directa e indirectamente y ahora nos quieren dar lecciones de honradez y pulcritud.

   %

Es hora de decir las cosas como son; es hora de llamar la atención a  aquellos ciudadanos que siempre están en la función pública, sin importar si el gobierno es de derecha, de izquierda, del siglo XXI o lo que sea, hay que ser claros en las ideas políticas y no confundir a los demás para provecho propio.

   % En esta campaña electoral -que aún no se inicia oficialmente- hay candidatos para todos los gustos; hay candidatos con capacidad y condiciones, mientras otros no tienen ninguna formación para debatir y proponer leyes, hay que formarse en ese campo, aunque se diga que todos tenemos derechos de participar; sí, pero primero preparémonos. (O)