Sin establecer que pasaron los actos violentos y viramos la página, sino como acciones concretas establecidas en nuestra historia y en nuestra tradición, hay que seguir con las actividades propias de un amplio sector de la población.


No podemos dejar de recordar fechas tan importantes como la gesta libertaria que hace 199 años nos legaron la libertad ante el régimen español que dominó por más de 300 años la época colonial.


Ante esta realidad, las autoridades y miembros de las respectivas comisiones dentro del GAD Municipal, administrador de la ciudad, han resuelto llevar adelante los principales eventos para resaltar estas fechas.


No serán de gran celebración, por las circunstancias que estamos atravesando, por la violencia y las pérdidas que se produjeron en once días de paralizaciones; no será una gran fiesta, sino una importante recordación que nos dejaron los patriotas.


En este marco además se ha resuelto realizar la más grande fiesta popular del Ecuador, la comparsa de la Mama Negra, que ha sido postergada la fecha, ahora se desarrollará el sábado 23 de noviembre.


Se considera además que estas manifestaciones, la sesión solemne, el desfile cívico estudiantil, la Mama Negra, son eventos que permitirán reactivar el comercio y la actividad económica de los diversos sectores que fueron duramente golpeados, en los once días de paralización.


Las leyendas y tradiciones no pueden quedar al margen de las actividades de un conglomerado, de un pueblo en general, son parte de nuestra identidad y deben estar siempre presentes, como parte de la formación de las nuevas generaciones.


Es importante además resaltar estas fechas, cumplir acciones interesantes, sin dejar de lado las actividades culturales que deben cumplirse a cabalidad de acuerdo a lo programado en estas fechas especiales.


Respecto de nuestra fiesta popular, la Mama Negra, el comité respectivo ha resuelto que el Cambio de Mando se realice ocho días antes; es decir, el sábado 16 de noviembre, con el criterio de que sea una manifestación que también contribuya al rescate de la economía, entre tras razones.


Es de esperarse que frente a los hechos y acontecimientos que son de dominio público, nuestra fiesta mayor también sea una demostración de unidad, una demostración de respeto a los demás y por sobre todo una demostración de nuestra identidad.


Como dijimos en su oportunidad, los personajes designados para este año recibieron el respaldo, la congratulación y sincera aceptación de la mayoría de la población, esta debe ser una fortaleza de la fiesta de la Mama Negra para cumplir acciones concretas en favor de la ciudad y su gente, sin descuidar a los visitantes.


Es importante llevar adelante nuestras manifestaciones tradicionales; hacer un paréntesis a lo que sucede en el país en el campo político administrativo y esperar que estas antiguas tradiciones nos muestren de cuerpo entero, como un pueblo de paz, trabajo y respeto.(O)