En los últimos años uno de los principales objetivos de las autoridades provinciales y locales ha sido la de promover el turismo, con la finalidad de lograr el mayor número de visitantes a esos atractivos.


Es indispensable conocer -en el campo del turismo- algunas cuestiones de carácter histórico, pues se considera que estas actividades, la histórica y la turística, van de la mano para conocer diversos lugares.


Entonces se hace indispensable que quienes se dedican a la investigación y a la historia aporten con sus conocimientos, para fortalecer los atractivos turísticos que tiene Latacunga y que merecen ser reconocidos en este campo.


Es de conocimiento de la mayoría de la población que desde 1982 Latacunga fue declarada Patrimonio Cultural del Estado, gracias a las diversas tareas realizadas por representantes de la Casa de la Cultura de Cotopaxi, el Colegio de Arquitectos y la Municipalidad.


En el GAD Municipal de Latacunga -a través de la dirección de Turismo- se está elaborando el Plan de Turismo y se han identificado 148 atractivos turísticos, no se conoce cuáles fueron los elementos de información que se utilizaron para esa identificación.


Este documento, una vez aprobado, será de importancia para este sector y para quienes de alguna manera se encuentran vinculados para el rescate de nuestra estructura histórica y arquitectónica.


Esa identificación, estamos convencidos, se debe haber realizado reconociendo el verdadero valor de esos lugares, sin afectos y desafectos; identificación que debe convertirse en un verdadero aporte a la ciudad y a la provincia.


Es de conocimiento mayoritario que Latacunga cuenta con muchos lugares que deben ser rescatados en el campo de la historia y de la cultura porque servirán para identificar nuevos sitios turísticos y ofrecerlos al mundo.


Lamentablemente, es un asunto de sentarse a conversar y llegar a acuerdos mínimos a favor de la ciudad, en nuestro medio quienes se dedican a la investigación histórica tienen criterios totalmente diferentes sobre un mismo tema y eso no puede ser, el diálogo es primordial despojándose de egoísmos y vanidades.


Además, alguien propuso -hace varios años- que los historiadores y quienes se dedican a estas actividades deberán juntarse y escribir la verdadera historia de Latacunga, el pretexto perfectamente puede ser el bicentenario. Queda planteada la inquietud.


Latacunga merece ser ‘explotada’ en el campo turístico, que beneficia a todos los sectores, unos más otros menos, pero como parte del turismo no hay que descuidar la historia, sus ancestros y especialmente sus valores humanos, que en algunos casos son universales. No hay que descuidar la capacitación.


Un Plan de Turismo es indispensable, hay que sociabilizar este documento antes de su aprobación, para que reciba el aporte de gente entendida en ese campo, en el campo de la historia de patrimonio arquitectónico y de valores humanos, juntos se logra mejores productos, es indiscutible.(O)