Ofrecimiento

La esperanza es lo último que se pierde, dicen los refranes y lo reiteran conscientemente y en forma reiterativa los políticos que ofrecen y ofrecen seguros de que el pueblo sabe que la esperanza es una manifestación a la que hay que aferrarse para días mejores.

   %

Precisamente hasta hoy domingo los partidos y movimientos políticos tienen plazo para realizar las elecciones internas o denominadas primarias, con el objetivo de escoger a los candidatos  que participarán en la próxima contiendan electoral.

   %

Poco a poco se va conformando el cuadro de candidatos a la presidencia de la República y de los candidatos nacionales y provinciales a la Asamblea Nacional; las propuestas llegan de todas partes cargadas de ofrecimientos para todos los gustos.

   %

Una vez cumplidas las primarias, los escogidos deberán cumplir una serie de trámites con la finalidad de lograr su inscripción y calificación en el Consejo Nacional Electoral, cuestionado organismo que tiene muy baja credibilidad.

   %

Este organismo -y especialmente su presidenta- pasan por momentos críticos, entre los políticos, los dirigentes de partidos y movimientos y un alto porcentaje de ciudadanos, no  confían en este organismo que mantiene dudosas relaciones con quienes saquearon al país.

Ante esta realidad, es importante conocer el criterio de varios analistas que coinciden en señalar que por candidatos no faltará, serán de derecha, de izquierda, de centro, de extrema, pero serán candidatos con todos los ofrecimientos en la punta de la lengua.

   %

Esta será una campaña especial. Lejos en la historia quedó aquella recordada frase “dadme un balcón y seré presidente”; ahora la campaña será de carácter virtual, en las redes  sociales, haciendo uso de todas las herramientas que nos presentan los avances científicos y técnicos.

   %

Candidato que no aparezca en las redes sociales, en las videoconferencias, en el zoom, en intervenciones virtuales, no tendrá mayores posibilidades, sea como sea la campaña en tiempo de pandemia es muy distinta a las concentraciones en las tarimas.

   %

Sea como sea -dicen los analistas- los candidatos no nos van a proponer cómo vamos a salir de la crisis, cómo van a crear millones de fuentes de trabajo, cómo van  por lo menos a igualar los sueldos de los empleados y trabajadores, como eran antes de la emergencia sanitaria.

   %

Está claro que ninguno de los candidatos nos va a asegurar que si llega al gobierno va a recuperar el comercio, el turismo, el trabajo, la agricultura, la ganadería, las exportaciones, la producción; hablarán en campaña de forma general y nada más.

   %

Iluso es  el ciudadano que crea en lo que ofrecen los candidatos, cuando todos sabemos que el país necesita un remezón en el campo económico, en el campo social, en el campo productivo, en el campo laboral, que no se crea que mañana las cosas cambiarán por arte de magia.

   %

El candidato que nos ofrezca un paraíso nos está  mintiendo, lo que hay que exigir a los candidatos son planes y programas realizables, cómo lo van a hacer, cómo van a lograr que el Ecuador cuente con recursos económicos frescos y cómo crear fuentes de trabajo.

   %

Entonces queda claro que los candidatos que están siendo nominados al interior de partidos y movimientos tendrán una dura tarea, no solamente convencer al electorado, sino hablarle claro y decirle cómo van a solucionar la crisis que vivimos y viviremos por mucho tiempo, salvo grandes acciones positivas en favor de las mayorías. El resto es puro cuento.(O)