Se ha hecho conocer a la comunidad en general que en nuestra ciudad se ha integrado un colectivo denominado La Unión, con la finalidad de alcanzar que se ejecuten obras a favor de las grandes mayorías.

Según se conoce el colectivo está integrado por algunos sectores que han sido críticos a la gestión del Alcalde; han señalado en más de una ocasión la falta de planificación y ejecución de obras.

Se ha creado este colectivo integrado por la Federación de Barrios, el Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi; Latacunga somos más; zona muerta; El Molinero y otros; su accionar debe estar encaminado a la comunidad en general y no a intereses particulares o de grupo.

Tienen todo el derecho de organizarse para exigir a los administradores de la ciudad que cumplan con las obras que son de beneficio para la colectividad, las que deben ser debidamente planificadas y sociabilizadas.

Según un estimado contertulio del parque es importante la organización social y ciudadana, quienes deben abrir los caminos del diálogo para llegar a importantes acuerdos a favor de la mayoría de habitantes de esta ciudad.

Entonces, dice el contertulio, luego de hacer conocer las acciones de lucha que efectuarán en la búsqueda de lograr la ejecución de importantes obras para el desarrollo de la ciudad, deben abrir los caminos del diálogo.

Deberían fijar una fecha para mantener una reunión con el Alcalde y los concejales para dialogar sobre las propuestas que tienen y conocer la planificación municipal; considerando siempre que discrepar no es ser enemigos.

Si no hay diálogo difícilmente se podrán alcanzar objetivos concretos en lo relacionado a la ejecución de obras; no es el ánimo imponer, sino dar paso a la planificación, al desarrollo y acciones modernas a favor de la urbe.

No es el hecho, para nada, de solamente oponerse porque en determinado momento se ven afectados en sus intereses comerciales y personales, sin importar el bienestar colectivo y el mejoramiento de la imagen de la urbe.

Todos estos temas deberían ser abordados en un amplio diálogo, donde las partes presenten propuestas viables, propuestas que sean de beneficio para la colectividad; no podemos actuar solamente porque me siento afectado, hay que pensar en el resto.

Bien por la conformación del colectivo que se puede convertir en un gran aporte para arrimar el hombro con las autoridades y ejecutar importantes obras, no es el ánimo, para nada, de oponerse por oponerse, es un aporte hasta cierto punto patriótico.

Vistas así las cosas, debemos aportar con nuestras inquietudes y nuestras ideas, en el marco de un amplio diálogo que permita acuerdos y si esos acuerdos no se cumplen iniciar otro tipo de acciones, sin perjudicar a los latacungueños y su ciudad. (O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − cuatro =