La semana pasada, el 16 de mayo, se cumplieron cuatro años de la llega del Alcalde y los concejales al concejo de Latacunga, como lo hicieron en otros concejos de los diversos cantones el país.

Este acontecimiento, importante para el ejercicio fundamental de la democracia, queda marcado en la historia del Ecuador de acuerdo a las acciones cumplidas por quienes tienen la representación del pueblo.

Y cuando llegan estas fechas, se realizan las correspondientes evacuaciones de lo realizado y ejecutado por quienes llegaron a esas funciones luego de participar en una campaña electoral en la que ofrecieron la ejecución de muchas obras y la realización de importantes acciones.

Todas esas obras y esas acciones a favor de las grandes mayorías, para mejorar la calidad de vida de quienes habitamos en esta hermosa ciudad, con historia, tradición, cultura y sacrificio.

Cuando se llega a estas fechas aparecen las voces de quienes señalan su satisfacción y complacencia por lo realizado por quienes recibieron el voto mayoritario de los electores del cantón.

En otros sectores, en cambio, se cuestiona a los concejales y al Alcalde por no haber cumplido con el pueblo, de no haber hecho realidad los ofrecimientos que hicieron en campaña y que los reiteraron en muchas ocasiones.

Se habla además que los concejales y el Alcalde no han cumplido con lo que ellos mismos propusieron, sus planes de acción que fueron presentados al organismo electoral como un mandato de la Ley no se ha cumplido.

Y al no cumplirlo, han incumplido con las normas establecidas por la Ley y que merecen sanciones, las que no han llegado a pesar de las críticas realizadas. Los ofrecimientos han quedado escritos como registro histórico de lo que se hizo y lo que se dejó de hacer.

Obras de envergadura no han aparecido por ninguna parte, las mega obras de las que tanto se habla no son más que obras modestas para paliar alguna pequeña necesidad de la población.

Lo que se ha criticado además es el comportamiento de más de un concejal que durante los últimos cuatro años se han dedicado a laborar en su profesión en asuntos particulares por lo que han sido denunciados.

Y cuando les falta cerca de un año para terminar su período se acordaron de aprobar una ordenanza que establece que debe laborar ocho horas diarias, no es nada nuevo pues esta disposición ya consta en otras normas y nadie las hizo cumplir.

En fin, sería bueno que Alcalde y concejales, nos den a conocer lo que han hecho, las obras que han propuesto y se han aprobado, sin descuidar lo que dijeron en el plan entregado al organismo electoral para demostrar si hay o no incumplimiento de sus propias propuestas.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 12 =