Uno de los más graves problemas que soportamos los latacungueños y quienes viven en esta tierra generosa, es el caos vehicular, la situación se ha agravado tanto que es imposible circular durante todo el día.

Hace ya varios años decíamos en esta columna que había que hacer algo para evitar que el tránsito vehicular se convierta en un verdadero caos, no se hizo nada y llegó el caos y se instaló cómodamente en nuestra urbe.

Las autoridades encargadas de esta situación poco o nada han hecho para evitar el caos que soportamos todos los días, no hay una planificación, no existe un control adecuado y no hay la colaboración de los conductores.

Hace varios meses se hablaba de una empresa que se encontraba realizando un estudio sobre el tránsito vehicular de la ciudad, seguramente siguen trabajando en ese estudio porque no se conoce de resultados.

Se ha dicho, desde hace tiempo, que lo que se necesita en nuestra ciudad es un estudio técnico profesional, que se busque en las universidades que forman a ingenieros en tránsito a los mejores para que realicen un plan y proyecto o algo por el estilo para arreglar esta situación.

Y alerta, ahora que vamos a iniciar la campaña electoral, algunos candidatos están en plena campaña, hay que estar atentos para que el alcalde candidato no autorice a más cooperativas o compañías de taxis.

Los rumores que circulan desde hace rato es que el Alcalde candidato ha ofrecido que en los próximos días autorizará a varias compañías para que puedan trabajar libremente, así ha ratificado un estimado contertulio del parque.

Seguramente el Alcalde candidato quedará bien con los miembros de esas compañías, pero será una verdadero ofensa para la ciudad y sus habitantes; en Latacunga existen demasiados taxis y se va a autorizar más; no puede ser.

Señores, esta situación no puede ser. Es un abuso de quien ejerce las funciones de administrador de la ciudad y para ganar votos autorizará la operación de compañías de taxis, que se encuentran felices.

¿Y la ciudad? ¿Y el exceso de taxis que existe actualmente? Eso no es importante cuando se trata de ganar votos para seguir en las funciones de Alcalde, a pesar de los graves cuestionamientos que se hacen.

Si pensamos en función de ciudad, si pensamos en función de un poco de paz y tranquilidad, ¿así pensamos en eliminar el caos?; lo lógico es que no existan más taxis en una ciudad congestionada, lo contrario sería pura demagogia y la demostración de desafecto para la urbe.

Sobre este tema, el de los taxis, hay mucho que hablar, pues existen de los unos y de los otros taxistas, ante los que hay que sacarse el sombrero. Otros qué vergüenza que sean taxistas, cuyas unidades apestan y quienes conducen no conocen la ciudad. Y quieren más.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 13 =