Perros

Desde hace varios años en nuestra ciudad y en el país en general se ha ido creando una nueva conciencia respecto de la vida de los animales, especialmente de la denominada fauna urbana, ya no es el tiempo de eliminar animales por diversas causas.


Las organizaciones animalistas exigen a las autoridades locales, provinciales y nacionales, respeto y cuidado a los animales, además de la construcción de albergues con todos los elementos para mantener en buena forma a los animales.


Además, se realizan actividades de diversa manera para adoptar especialmente a los perros que ha sido preparados para tal efecto; son acciones que se cumplen durante determinado tiempo para que una familia se haga cargo de los canes.


En fin, en la actualidad la fauna urbana tiene grandes defensores, existen múltiples organizaciones animalistas, el objetivo cuidar a los animales, especialmente aquellos que son abandonados sin ninguna compasión.


La situación de los animales es cosa seria, las leyes les protegen, las ordenanzas en los gobiernos seccionales defienden sus derechos, en definitiva, ahora la constitución habla de la defensa de los animales y sus derechos.


Nuestra Constitución en plena vigencia reconoce a la naturaleza como titular de derechos. El Código Penal castiga el homicidio y también la muerte de animales no destinados a la alimentación, estos merecen otro trato.


Mientras tanto la Corte Constitucional y organismos internacionales han establecido que cada animal, individualmente, es también titular de derechos. Es decir, si muere un perro, muere un ser individual con derechos reconocidos constitucionalmente.


Por tanto, la muerte de un perro, de un animal en general, es importante para la Ley ecuatoriana. La Constitución protege con mucha decisión la vida humana como la vida animal; al respecto los tiempos han cambiado.


La Constitución dispone a las entidades públicas, especialmente a los gobiernos locales, mantener políticas, programas y proyectos orientados al manejo de la fauna urbana, a fin de defender siempre la vida de loa animales.


Se ha manifestado por parte de un profesional del derecho que cuando el sistema que se supone debe proteger a los animales no cumple con esa tarea, tenemos problemas. Por lo tanto, deberán actuar las autoridades de justicia.


Pero cuando las personas que participan en ese sistema, directamente matan a los animales, entonces no es un problemita, sino uno o varios delitos, por lo tanto, la justicia debe actuar para sancionar a los culpables.


En los últimos días, en nuestro medio, se denunció que varios perros fueron matados supuestamente por el personal del albergue llamados a su cuidado, consecuentemente deberá actuar la justicia y sancionarlos, no es el hecho de cancelarlos de sus puestos o dejar sin efecto sus contratos, deberán ser sancionados. (O)