Aún no se cumple la cuarentena, que según algunos entendidos tiene que ver con cuarenta días de aislamiento, tiempo en el cual se espera se pueda controlar la grave crisis y la pandemia que azota a la gran mayoría de países del mundo.

   %

Esta cuarentena, esta emergencia sanitaria, la estamos viviendo de las más diversas formas, mientras una mayoría cumple con las disposiciones emanadas por el COE, hay personas a las que parece nada les importa y además son irresponsables e indisciplinadas.

   %

Las  autoridades del COE provincial y cantonal y otros sectores que están arrimando el hombro para salir de esta situación tan complicada, han emitido una serie de disposiciones y se encuentran al frente de los acontecimientos para monitorear su comportamiento.

   %

En este caso se trata de hacer un seguimiento permanente para conocer cómo avanza la pandemia, los contagiados, los afectados y quienes no ha resistido y lamentablemente han fallecido. En las primeras semanas sentíamos alguna satisfacción al no encontrar contagiados.

   %

Pero la realidad se presentó muy distinta, de hecho se iban a presentar contagiados, si no directamente de nuestro medio, de personas que llegaban de otras ciudades, que llegan del exterior, la realidad nos muestra una lacerante evidencia.

   %

Mientras dura la cuarentena, las  autoridades se encuentran luchando a brazo partido para atender esta situación, para entregar alimentación a los grupos más vulnerables, para atender a quienes dejaron de llevar el pan a sus hogares a través de trabajos informales.

  %

Los comerciantes, los  pequeños y grandes empresarios también están realizando diversas tareas para cumplir con sus clientes,  para cumplir con sus empleados y para cumplir con sus propias necesidades, en medio del colapso económico.

   %

La presencia de los médicos en los hospitales, en los centros de salud, en la comunidad en general es digna de resaltar al máximo, son los guerreros de esta conflagración en la que personas inocentes han ofrendado su vida; a ellos hay que respaldarlos y entregarles toda la moral del mundo.

   %

Ante esta realidad, se ha escuchado que el administrador de la ciudad -entre las diversas acciones que lleva adelante- ha mencionado que existe la posibilidad de realizar un análisis y una investigación para pensar en la apertura parcial de las  actividades.

   %

Esta decisión, señor Alcalde, deberá ser analizada con tranquilidad, con paciencia y profundamente, escuchando a los profesionales, escuchando a los médicos, escuchando a la población y a los  responsables de los diferentes momentos.

   %

Señor Alcalde, hay que poner toda la inteligencia, toda la capacidad para tomar una decisión tan difícil, no hay que apresurarse, lo que sea de hacer que se cumpla en base a un frío y profundo análisis, a un estudio concreto y especialmente pensando que estamos hablando de vidas humanas, de nuestra gente, de nuestros amigos, de nuestra familia. Prudencia, tranquilidad y decisiones pensadas profundamente.

   %

Estamos seguros de que usted sabe y conoce de la responsabilidad que tienen conjuntamente con quienes integran el COE cantonal y provincial, para tomar una decisión tan difícil, que no será para mañana o pasado mañana; la que debe ser establecida considerando a los demás, a nuestros conciudadanos y especialmente conscientes que se trata de la vida y de la muerte. Que sea lo mejor! (O)